Es verano de 1995. México apenas asomaba la cabeza luego del error de diciembre de 1994, que colocó en crack financiero al país y un año después de que la Selección Nacional había regresado a las copas del mundo luego de ocho años de ausencia tras el caso de cachirules. Aquel mes de junio Estados Unidos empezó a superar en uno de los pocos resquicios en que era superior México: el futbol.

Washington DC, 18 de junio de1995, Estados Unidos: 4, México:0, Copa Estados Unidos. Aquella goleada, llamada accidente , fue el comienzo del dominio yanqui sobre el Tri, que este sábado definen la Copa Oro. Para México es más importante ganarle a Estados Unidos que a Estados Unidos ganarle a México , así califica en charla con El Economista, Fernando Clavijo, exseleccionado de las barras y las estrellas en la década de los 90, etapa en la cual el vecino del norte inició la escalada de ser el número uno en Concacaf.

Para muestra del avance del Tío Sam, quienes hayan nacido en el año 2000 tiene en su mente algo: EU es mejor que México. De aquella fecha hasta hoy han disputado 16 partidos oficiales; 10 victorias son para el ahora conjunto de Bob Bradley. Todo es gracias a un proyecto de trabajo que se ha respetado, pocos cambios y mucha paciencia , advierte Alexi Lalas, mundialista en 1994 y uno de los símbolos del futbol de EU.

Si de por sí estar en el Selección ya es una presión, ahora jugar ante Estados Unidos ya te imaginarás: es ganar o ganar , advierte José Manuel Abundis, exseleccionado mexicano que vivió de cerca el inicio del dominio estadounidense.

Este sábado se juegan, además del dominio de la región, la posibilidad de estar en la Copa Confederaciones de Brasil 2013. Para los entrevistados, después de muchos años México tiene ventaja psicológica y futbolística.

Tienen mejores jugadores , advierte Clavijo, miembro del Salón de la Fama de EU. Ha sido el mejor equipo del torneo , confiesa Abundis, quien ahora es entrenador de Atlanta Silverbacks, de la Liga NASL.

Aquel verano del 95, el momento de quiebre, México era el número siete en el ranking de FIFA; hoy es el 28. Estados Unidos estaba en el 34; hoy es 22.

En un país con 300 millones de habitantes, estamos obligados a ser potencia en un futuro , sentencia Clavijo. La generación de Donovan ya necesita recambios , asevera Lalas.

Para Fernando, el mayor obstáculo para el Tri será la presión; la han vivido en los últimos años, se sienten obligados y EU sale con el profesionalismo de siempre, pero sin ningún peso de más; sin embargo, esta vez México tiene mucho más calidad e individualidades . En la última década Estados Unidos se ha empeñado en hacerle ver a toda la Concacaf que ellos mandan. Si acaso el único resquicio que le falta para terminar con el fantasma de México como gigante es la Copa Oro. Ganarla el sábado sería igualarlo en número de trofeos con cinco. México va a la reconquista del área y a ganarse el respeto con base en goles.