El delantero Paolo Guerrero podrá participar en la Copa Mundial Rusia 2018 con la selección de Perú debido a que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) determinó no objetar la solicitud urgente de suspensión de la sanción impuesta al futbolista, que presentó ante el Tribunal Federal Suizo.

El organismo indicó en su página en internet que "el recurso está dirigido contra el laudo arbitral del TAS que acogió parcialmente la apelación presentada por la Agencia Mundial Anti-Doping (WADA, por sus siglas en inglés) contra la decisión dictada por el Comité de Apelación de la FIFA el 20 de diciembre de 2017, en virtud del cual se incrementó la suspensión del Sr. Guerrero de seis a 14 meses".

La "novela" comenzó el 5 de octubre de 2017, cuando en el partido entre Perú y Argentina en la eliminatoria de Conmebol Guerrero dio positivo en benzoilecgonina, un metabolito prohibido por la FIFA que se encuentra en la cocaína.

Hace unos días, los capitanes de las selecciones de Francia, Dinamarca y Australia (equipos que enfrentará Perú en la ronda de grupos) emitieron una carta a la FIFA para solicitar que el jugador del Flamengo de Brasil pudiera aparecer en la justa mundialista, situación que pudo ser uno de los detonantes para la resolución.

Además, Guerrero fue apoyado por el sindicato de jugadores profesionales (FIFPro) y atendido por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien aseguró que entendía la decepción de Guerrero ya que fue pieza clave para obtener el pase a un Mundial después de 36 años de ausencia.