Si los Panthers de Carolina conquistan su primer campeonato de la NFL, podrán darle crédito a la lección que aprendieron el domingo por parte de los Seahawks de Seattle. Los partidos de playoffs no están sentenciados hasta lo último.

Ratificando con contundencia su soberbia temporada regular con uno de los despliegues más dominantes para una mitad en la historia de la NFL, los Panthers sufrieron en los últimos minutos al resistir una feroz reacción de los Seahawks, imponiéndose por 31-24 para avanzar al partido por el campeonato de la Conferencia Nacional.

Los Panthers estiraron a 12 su racha de victoria en casa y, el próximo domingo, Carolina (16-1) recibirá a Arizona (14-3) con el boleto al Super Bowl de por medio.

Algo atroz , comentó el quarterback Cam Newton sobre la tensión de la recta final. Fue un partido de dos caras y nosotros tenemos que evitar eso .

Jonathan Stewart, de vuelta tras una lesión en un pie, anotó dos touchdowns dentro del vertiginoso arranque de los Panthers. Stewart acarreó el balón 59 yardas en la primera jugada del partido.

Además, Newton lanzó un pase de touchdown y Luke Kuechly interceptó un envío y anotó por tierra, todo para generar una ventaja 31-0.

Pero Seattle (11-7) no se rindió y mostró su casta de equipo campeón de la NFC en las últimas dos temporadas. Lograron acercarse a siete puntos mediante tres pases de touchdown de Russell Wilson, dos de ellos a Jermaine Kearse.

Los Seahawks lograron dos touchdowns tras los primeros siete minutos del tercer cuarto. Finalmente, con margen de tiempo para soltar pases, Wilson conectó con Kearse para una anotación de 13 yardas y el novato Tyler Lockett para 33 yardas. El marcador se puso 31-14 y, súbitamente, la afición del repleto Bank of America Stadium empezó a angustiarse.

Cuando Seattle se salió con la suya al fingir un despeje desde su yarda 23, la posibilidad de una sensacional remontada parecía factible. Esa ofensiva se estancó, pero el ataque de Carolina era inoperante. Poco después, Seattle se acercó más cuando Kearse brincó para atrapar un pase de 3 yardas, superando al estelar cornerback Josh Norman.

Con Newton azuzando a la afición desde la banca, la defensa de los Panthers no pudo frenar una ofensiva de 60 yardas, coronada por el gol de campo de Steven Hauschka, de 36 yardas. Quedaba 1:12 por jugar y el marcador decía 31-24.

Pero el linebacker Thomas Davis supo amansar la patada lateral de Hauschka, y Charlotte pudo respirar con tranquilidad.

Fuimos conservadores, pero al final de cuentas hay que tenerle fe a las instrucciones de los entrenadores , dijo Newton.

Los Panthers, que lideraron la NFL con 500 puntos en la temporada regular, acudirán por cuarta vez al partido por el título de la NFC, el primero como locales.

Manning llegó al rescate

Peyton Manning salió al rescate de los Broncos con un touchdown en la recta final y Denver avanzó al partido por el campeonato de la Conferencia Americana, al vencer el domingo 23-16 a Ben Roethlisberger y sus Steelers de Pittsburgh.

Broncos (13-4) serán locales el próximo fin semana ante Tom Brady y los Patriots de Nueva Inglaterra. Será el decimoséptimo duelo Manning-Brady, en esta ocasión con un boleto al Super Bowl de por medio.

Con Denver abajo 13-12 y menos de 10 minutos por jugar, el cornerback Bradley Roby logró zafarle el balón de los brazos a Fitzgerald Toussaint y su compañero DeMarcus Ware lo recuperó en la yarda 35 de Denver.

Acto seguido, Manning orquestó la ofensiva que terminó en el único touchdown de los Broncos.

C.J. Anderson acarreó el ovoide desde la uno, y Demaryius Thomas jugando frente a su madre por primera vez en su vida atrapó el pase para lograr la conversión de dos puntos que pusieron el marcador 20-13 con tres minutos por jugar.

El derribo de Ware frenó la siguiente ofensiva de Pittsburgh y Brandon McManus pateó su quinto gol de campo, empatando un récord en los playoffs de la NFL.

Chris Boswell pateó un gol de campo de 47 yardas con 19 segundos por jugar, pero Anderson recuperó la patada lateral para asegurar el triunfo.