Oklahoma. Por primera vez en su corta historia, el Thunder de Oklahoma City se clasificó a la serie por el título de la NBA al derrotar a Spurs de San Antonio 107-99.

El Thunder se mudó a Oklahoma en la temporada 2008-2009 y desde entonces no había podido alzarse con el título de la Conferencia Oeste.

Previo a esa mudanza, había estado en la ciudad de Seattle, donde fue creado en 1967 y donde logró un título en 1979, además de otros dos títulos del Oeste en 1978 y 1996, perdiendo las series finales de esos años ante las Balas de Washington y Toros de Chicago.

Oklahoma City se convirtió en el décimo quinto equipo en la historia de la NBA que remonta una desventaja de dos juegos a cero para ganar los cuatro próximos partidos y avanzar a la siguiente ronda.

A ello hay que añadir que fieles a su estilo de lograr espectaculares remontadas, Oklahoma City logró este triunfo al borrar una desventaja de 15 puntos con que se había ido al descanso del medio tiempo (48-63).

En la segunda mitad, el equipo de casa fue descontando gradualmente y sin prisas la brecha que había en el tanteador, y al concluir el tercer cuarto la diferencia era de apenas un solo punto (80-81), la que en el transcurso del último período fue borrado para después convertirse en un triunfo por ocho unidades.

Por Oklahoma City (12-3) sus mejores anotadores fueron Kevin Durant, quien consiguió 34 puntos y atrapó 14 rebotes, Russell Westbrook colaboró con 25, James Harden contribuyó con 16 y el congolés nacionalizado español Serge Ibaka terminó con 10 unidades.

Por San Antonio (10-4) sus mejores canasteros fueron el francés Tony Parker, quien encestó 29 puntos y además tuvo 12 asistencias, Tim Duncan consiguió 25 y capturó 14 rebotes, Stephen Jackson logró 23 y el argentino Emmanuel Ginóbili finalizó con 10 unidades.