El entrenador eslovaco Vladimir Weiss no pudo disimular su tristeza por la derrota 2-0 ante Paraguay, este domingo en Bloemfontein en el marco de la segunda jornada del Grupo F del Mundial, reconociendo la superioridad de los guaraníes.

"Jugaron mucho mejor que nosotros. Este partido era muy importante, pero, lamentablemente al final terminamos tristes. Ellos jugaron más rápido y fueron mejores que nosotros en los duelos mano a mano. Por eso fue que perdimos", reconoció el seleccionador.

A Eslovaquia le queda un partido por jugar, el próximo 24 de junio en el estadio Ellis Park (14H00) de Johanesburgo ante el defensor del título, Italia.

Con el resultado de hoy y el empate 1-1 con Nueva Zelanda en su primer partido de la serie, a los eslovacos sólo les sirve la victoria si los 'azzurri' se imponen a los neozelandeses.