¿Cuál sigue siendo el incentivo para un evento como el Abierto Mexicano de Tenis, constante desde 1993, cosmopolita y fructífero económicamente? Llegar a ser un Masters 1,000. El público mexicano estaría feliz de tener un torneo de esta categoría , asegura en charla para El Economista Raúl Zurutuza, director general del torneo que principia este lunes en Acapulco.

Zurutuza precisa que entre los factores que ya trabajan para poder subir de rango y tener mayor satisfacción de aficionados al tenis se encuentra hallar una fecha viable en el calendario tenístico, sumado al proyecto del nuevo estadio, más la relación con sus socios del hotel Fairmont Acapulco Princess.

Y si el cambio de superficie –que sería fundamental para ascender de categoría- no llega a corto plazo, Zurutuza afirma que los principales atractivos que el Abierto ofrece son la calidad y alojamiento en la sede, aunado a la atmósfera y ambiente que jugadores y asistentes pueden disfrutar.

Estamos con nuestros socios y amigos de Acapulco Princess, que permiten al espectador que se hospeda ahí y al tenista caminar de su habitación a la cancha y de regreso. Las salidas del hotel son mínimas .

Actitud de sponsors, la diferencia

Desde la presentación del evento, a finales del 2011, la organización dio a conocer que invirtió más de 3 millones de pesos en el mejoramiento de 40% de butacas.

También remodelamos todos los estands de área comercial, los de comida, lo que hace más amigable la experiencia del torneo a los visitantes , comenta.

Raúl destaca la labor que los más de 20 sponsors efectúan para la gente. Somos un torneo que el patrocinador activa mucho, hace que el público interactúe mucho en su estand; hay una serie de actividades que en otros países no se hacen .

Zurutuza difunde que para ellos como organización el éxito está fundamentado en el servicio que damos y en generar un espectáculo deportivo, eso produce en el público un interés por ver a los mejores arcillistas del mundo , agrega.

Respecto de la complejidad de llevar a cabo el torneo que comenzó a celebrarse en el Distrito Federal, comenta que estuvo en atraer a los sponsors y convencerles de que el producto era benéfico. Hay muchos datos que nos ayudan a sustentar un paquete de patrocinio, pero es un importante voto de confianza de estas empresas extendernos un cheque contra un servicio y hasta ahora hemos hecho bien nuestro trabajo .

[email protected]