Iván Déniz O’Donnell hizo sonar el silbato las ocasiones que fueron necesarias, los jugadores paraban y el coach les daba alguna indicación o realizaba alguna corrección. Todo debe quedar muy claro. El ahora entrenador del selectivo mexicano de baloncesto busca que el equipo sea ordenado en el ataque y defensa, sin depender de ningún jugador.

La Selección Mexicana de Basquetbol está bajo el mando del entrenador español Ivan Déniz desde finales de mayo y comenta que su labor inició por planificar todo, “organizar el equipo, planear el staff técnico, hacerles un plan a los jugadores y comunicarles la idea de lo que queremos, creo que día a día vamos creciendo. No hay nada que se haga sin planificar”.

Hoy, enfrenta su primera prueba ante el equipo de Estados Unidos, como parte de la tercera ronda Clasificatorios de las Américas del Grupo C (primera fase), en el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera.

La quinteta estadounidense lidera el grupo con una marca de 4-0, después se ubica Puerto Rico con dos victorias por dos derrotas, en la tercera posición está México (2-2) y en el último lugar Cuba (0-4).

A la segunda ronda clasifican tres de cuatro equipos de cada grupo, la cual inicia en septiembre, y México ya está clasificado, pero es importante que los equipos siga acumulando victorias, porque los resultados cuentan en la próxima ronda.

El último encuentro lo enfrentarán ante Puerto Rico, en el Coliseo Roberto Clemente, el 1 de julio.

Déniz O’Donnell ha trabajado aproximadamente una década en México, son tres etapas en las que ha tenido a su cargo a los Soles de Mexicali y fue campeón en la temporada 2014-2015 y 2017-2018 —ocasiones en las que fue nombrado como el entrenador del año en la Liga Profesional de Baloncesto de México-. También tuvo a su cargo equipos en España, Venezuela y Puerto Rico.

El coach español explica que aceptó dirigir al selectivo mexicano porque era su sueño, “he trabajado bastante para ayudar al baloncesto en México, contento porque agarramos una selección en un momento de madurez y ojalá se puedan hacer muchas cosas”.

Aunque no habla de contratos ni de plazos sobre su estancia en la selección, añade que su compromiso es mantener lo que hizo Sergio Valdeolmillos —estuvo a cargo de la selección del 2011 al 2017— y si se puede mejorarlo.

“Mantener la selección en un nivel alto, ser competitivo y trabajar con la gente joven para tener la posibilidad de llegar en la selección en poco tiempo”, comenta el coach español.

Son aproximadamente a 40 jugadores a los que les estarán dando seguimiento con el fin de facilitar el relevo generacional, asimismo, le ha solicitado a Francisco Cruz que sea el líder en la duela.

El combinado tiene ocho elementos que juegan en el extranjero, al respecto Déniz O’Donnell dice que suman su experiencia y ayudan a que los jugadores más jóvenes continúen creciendo.