Dunga, entrenador de Brasil explotó contra el arbitraje y expuso que por malas actuaciones de los silbantes ya no se puede practicar el futbol de manera espectacular.

Nosotros a los que nos gusta el futbol siempre pedimos un espectáculo bonito, pero las personas que tienen que controlar el espectáculo tienen que saber lo que es el futbol'', comentó el técnico brasileño Dunga.

Es difícil jugar un futbol bonito cuando el árbitro deja pasar las cosas que pasaron hoy''.

Los ánimos se caldearon de tal manera que Kaká, después de haber sido víctima de empujones y patadas durante casi todo el encuentro, fue expulsado a los 88 por levantar el codo cuando Kader Keita se le abalanzaba. El codo de Kaká tocó el pecho de Keita, quien se tiró al piso agarrándose el rostro y haciendo exageradas muecas de dolor.

Fue totalmente injusta la expulsión de Kaká'', señaló Dunga. Es la primera vez que veo que castigan a un jugador que intenta jugar, un jugador que sufre la falta .