Si dicen que el Tour de Francia es una competencia extenuante, ardua, sólo para los más fuertes, quizá sea cierto. Lance Armstrong, quien hasta hace unos meses se declarara campeón en siete ocasiones del Tour de Francia, aseguró en la entrevista con Oprah Winfrey que fue transmitida ayer, que sería poco probable conseguir ese logro sin doparse.

¿Se pueden ganar siete Tour de Francia sin doparse? preguntó Winfrey. No , fue la respuesta de Armstrong.

Pese a que Lance aceptó haberse dopado con EPO, transfusiones sanguíneas y otras sustancias para mejorar su rendimiento en los años en que se adjudicó la Grande Boucle, el exciclista aseguró que, en sus participaciones del 2009 y el 2010, no utilizó ninguna droga.

En otro tema, el texano negó que existiera una red de dopaje sistemática, sofisticada y profesional ,como lo acusa la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA).

Sin embargo, aceptó que doparse era parte de mi trabajo . Del mismo modo, dijo que lo que pasa ahora es parte de lo que tiene que pagar por haber hecho trampa.

El exciclista no quiso hablar de sus excompañeros ni de la gente que estuvo involucrada con él durante los años que utilizó drogas para mejorar su rendimiento.

COI PIDE DEVUELVA SU BRONCE DE SYDNEY 2000

El Comité Olímpico Internacional (COI) pidió a Lance Armstrong que devuelva la medalla de bronce ganada por el exciclista estadounidense en la prueba contrarreloj de los Juegos de Sydney 2000, informó el portavoz del organismo.

El COI escribió el miércoles por la noche al exciclista, cuyo palmarés a partir del 1 de agosto fue anulado por la Unión Ciclista Internacional (UCI), tras el informe de la Agencia Antidopaje Estadounidense en la que se acreditaba que Armstrong recurrió al dopaje durante su carrera deportiva.

El COI tuvo que esperar a que la UCI notificara oficialmente su sanción a Armstrong.