Abuya.- El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, retiró a su equipo nacional de futbol de toda competición durante los próximos dos años tras los malos resultados registrados por las "Super Aguilas" en el Mundial-2010, anunciaron este miércoles sus servicios de comunicación.

"El presidente Goodluck Jonathan ha ordenado que el equipo no participe en ninguna competición internacional durante dos años para poner las cosas en orden", declaró el portavoz de la presidencia, Ima Niboro.

Nigeria había quedado eliminado en la primera ronda del Mundial de Sudáfrica-2010, como colista del grupo B, tras caer 1-0 ante Argentina, 2-1 frente a Grecia y empatar 2-2 con Corea del Sur en su despedida.

El gobernador del Estado de Rivers (sur), Rotimi Amaechi, quien dirige un grupo de trabajo sobre la Copa del Mundo puesto en marcha por la presidencia, subrayó que el país iba a escribir a la FIFA para notificar su decisión.

"Fuimos a la Copa del Mundo y nos enfrentamos a todo tipo de problemas. Pensamos que debemos sentarnos y comenzar a trabajar puertas para adentro", añadió el responsable.

Jonathan también reclamó una auditoría para determinar la forma en que los fondos girados a la selección nacional durante el Mundial sudafricano han sido utilizados.

Por su parte, la Federación Internacional de Futbol (FIFA), interrogada por la AFP, declaró en un primer momento no tener información oficial sobre esta decisión de la Federación nigeriana.

De todos modos, la FIFA indicó más tarde en un comunicado que su posición "sobre las injerencias políticas (dentro de las federaciones de futbol) es bien conocida".

En general, la FIFA no tolera ninguna intervención del poder político en los casos de federaciones de fútbol locales, llevando adelante sanciones en casos en que el poder político no dio marcha atrás.

Interrogado el martes sobre las injerencias políticas en Francia tras el despiste de los "Bleus" en la Copa del Mundo-2010, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, había respondido: "En caso de injerencia política, la FIFA intervendrá, sin importar la talla del país" implicado, amenazando con una suspensión de la federación del país concernido.

Una fuente del órgano rector del futbol aseguró que los estatutos de la FIFA no fijan la duración de una eventual suspensión de federación en caso de injerencia política.

BVC