La Federación nigeriana de futbol despidió a sus dos máximos dirigentes el domingo, en un esfuerzo por calmar al presidente de la nación, quien amenazó con retirar a la selección de las competencias internacionales por dos años a raíz de su pobre desempeño en la Copa Mundial.

El comité ejecutivo de la federación dijo en una declaración que había despedido a su presidente Sani Lulu, al vicepresidente Amanze Ugbulam y a un miembro de la comisión de selecciones. Agregó que se disculpaba ante todos los nigerianos por el magro rendimiento en el Mundial.

Le pedimos de corazón al presidente que... reconsidere la medida del gobierno de retirar a los equipos de la Federación nacional de las competencias por dos años'', dice el comunicado. Luego promete tomar medidas urgentes para contrarrestar la mala administración del futbol en el país''.

Un vocero del presidente Goodluck Jonathan dijo el miércoles pasado que el equipo sería suspendido por dos años tras ser eliminado del Mundial en la primera ronda, con un punto de nueve posibles. Nigeria empató 2-2 con Corea del Sur y perdió 1-0 con Argentina y 2-1 ante Grecia.

También ha habido denuncias de corrupción en la Federación y el gobierno dijo que investigará el manejo de los fondos.

La FIFA ha dicho que marginará a Nigeria de las competencias internacionales si el gobierno no reconsidera su medida. Fijó como plazo el lunes para que dé marcha atrás.