Londres. David Nalbandian escribió su último capítulo en unos Juegos Olímpicos. Y fue el peor imaginable con dos derrotas en Londres.

"Si no se adelantan los juegos de Río de Janeiro (2016), me parece difícil llegar", dijo Nalbandian, de 30 años. "Londres son los juegos de mi despedida".

El tenista argentino no logró superar la primera ronda del tenis olímpico en Wimbledon y cayó derrotado en su partido individual y en su compromiso de dobles con Eduardo Schwank.

Nalbandian no encontró la forma de parar al serbio Janko Tipsarevic, séptimo preclasificado, que se impuso por 6-3, 6-4 en 1 hora y 23 minutos.

Horas después, Nalbandian y Schwank perdieron por 6-3, 7-5 frente a la pareja francesa formada por Michael Llodra y Jo-Wilfried Tsonga, segundos preclasificados.

"Ha sido un día triste para nosotros", admitió Nalbandian. "Sabíamos que podía pasar esto. El cuadro que nos tocó era durísimo y esas son las cosas que tiene el no estar de cabeza de serie".

Tipsarevic, que ya eliminó a Nalbandian hace apenas un mes en la primera ronda de Wimbledon, machacó a su rival con 16 aces y 23 golpes ganadores. Mientras que el argentino sumó 16 errores no forzados.

"El (Tipsarevic) sacó muy bien, me costó mucho devolverle, leerle el saque", explicó. "Jugamos muy pocos peloteos y cuando jugábamos como que estaba fuera de ritmo".

El serbio comenzó a inclinar la balanza a su favor con un quiebre en el cuarto game del primer parcial, aunque el argentino consiguió reponerse y devolver la ruptura y la igualdad al marcador en el siguiente game.

Sin embargo, en el sexto game, Tipsarevic volvió a quebrar y consolidó su ventaja hasta anotarse el manga por 6-3.

En el segundo parcial, Tipsarevic quebró en el tercer game. Poco después, solicitó asistencia médica y el partido se interrumpió durante varios minutos, mientras le cambiaban un vendaje en el pie.

Tipsarevic no acusó el parón y Nalbandian no encontró la manera de quebrar a su rival y mantenerse el partido.

En el encuentro de dobles, Nalbandian y Schwank no consiguieron poner en apuros a Tsonga y Llodra, una de las mejores parejas del circuito.

Los de Londres son los segundos juegos olímpicos para Nalbandian. Aunque viajó a Atenas 2004, una lesión le apartó del torneo. En Beijing 2008 participó en dobles e individuales, pero tampoco logró acceder a la pelea por las medallas.

"Tener buenos resultados en estos juegos hubiera sido muy lindo", comentó.

Nalbandian señaló que todavía queda el tramo final de la temporada, en el que Argentina persigue el sueño de la Davis. En septiembre, se medirán a la República Checa en semifinales.

"Estamos en semifinales de la Davis. Quedan cosas y hay que seguir mirando para adelante y tratar de pasar el trago amargo del momento", afirmó.