En el New York Fashion Week del 2013 se presentó la otra versión de la National Football League (NFL) bajo el nombre de NFL Elements. Las modelos vistieron blusas, vestidos, faldas, shorts de colores y estampados característicos de las 32 franquicias de la Liga. En las prendas se buscó plasmar parte de la experiencia del juego.

La idea la manufacturaron entre Kristin Cavallari, diseñadora de modas y esposa de Jay Cutler, mariscal de campo de Chicago Bears, y Junkfood. ¿Un nicho potencial? Se estima que la Liga genera 1,000 millones de dólares en licencias y mercancías.

Pero la apuesta no podía quedarse en lo básico. Ann Bastianelli, profesor de la Universidad de Florida, indicó que la estrategia para el nicho femenino debe ir más allá de ofrecer playeras más pequeñas y en algunos casos en color rosa.

De las ligas que se disputan en territorio estadounidense, la que más llama la atención de las mujeres es la NFL, según datos de la firma de investigación de mercados Navigate Research, que coloca al futbol americano en el primer sitio, seguido por la MLB y en el tercer puesto de preferencias se ubica la NBA.

En tanto, la empresa dedicada a medir patrones de compra y tendencias de estilo de vida Scarborough Research indicó que del total de aficionados que tiene la liga, 45% son del sexo femenino y ésa es una de las razones por las que Roger Goodell, comisionado en jefe de la Liga, indicó que para incrementar los ingresos de la NFL de 10,000 millones a 25,000 millones para el 2017, la estrategia apunta a las aficionadas para lograr el cometido.

Se calcula que tres de cada 10 mujeres estadounidenses están al pendiente de las transmisiones según la compañía Nielsen, experta en medición de audiencias.

Generar estrategias al denominado sexo débil tiene como fundamento que la Liga detectó que la mujer es un factor de influencia en la toma de decisiones, por ejemplo, en productos de consumo. También representa lealtad e identidad con la marca.

Para ello, la Liga realizó el estudio Female Spectators and Influencers (Volumen 2) . La recolección de datos la hizo durante la campaña del 2012, con la que se buscaba conocer un poco más al mercado meta. Al respecto de la variedad de productos y ropa que se ofrece sobre las franquicias, 38% indicó que había poca variedad de productos en los eventos deportivos.

* * *

El hecho de que el deporte tenga aproximadamente 49 millones aficionadas hizo que marcas como Victoria’s Secret instalaran en el 2012 una tienda en el Cowboys Stadium, en donde venden mercancía con el nombre y logotipo de Dallas. En tanto, la revista Marie Clarie editó en el 2013 una guía para las fanáticas al deporte.

El portal de venta de ropa dickssportinggoods.com identificó por entidad en EU la playera más vendida,de mayo a octubre de este año. El jersey del quarterback de Seattle, Russell Wilson, es el preferido en entidades como Washington, Nuevo México, Idaho y Nevada; mientras que la playera del líder de Denver, Peyton Manning, fue la más solicitada en Montana y Colorado; en tanto el jersey del mariscal de Colts, Andrew Luck, fue el más popular en Indiana y Oregón.

Seducir al sector femenino no sólo preocupa en Estados Unidos, sino también es un mercado potencial en deportes como el cricket y el futbol en Australia.