Monterrey logró el tercer puesto en el Mundial de Clubes al derrotar al equipo egipcio Al Ahly por 2-0, este domingo en Yokohama, igualando la mejor actuación mexicana en la historia del torneo, que hasta ahora estaba en poder de Necaxa desde la primera edición en 2000.

El equipo mexicano puso pronto rumbo a la victoria con un gol madrugador de Jesús Corona, el segundo en el torneo para el joven centrocampista de 19 años, en el minuto 3.

Corona, en pugna con el portero Mahmoud Abou Elseoud y el defensa Sayed Moawad, tras un buen centro de Neri Cardozo, se aprovechó de un error de entendimiento entre los jugadores egipcios, que no acertaron a despejar, dejando al volante la pelota cerca de la línea de gol, para que la empujara a la red.

Cuando más estaba dominando el equipo africano, que buscaba el empate de forma desesperada, llegó el segundo tanto del Monterrey, marcado por el argentino César Chelito Delgado en el minuto 66, al culminar un contragolpe llevado por Aldo de Nigris por la izquierda.

Con este gol, Delgado, que había logrado un doblete en la victoria de Monterrey en cuartos de final contra los surcoreanos del Ulsan Hyundai (3-1), alcanzó en la primera posición de la tabla de goleadores al japonés Hisato Sato, del Sanfrecce Hiroshima, al contar tres tantos cada uno.

"Feliz de haber logrado un gol más, gracias al trabajo del equipo. Muy satisfecho por todo lo que se hizo en este Mundial. Para mí lo más importante es lo que hizo el equipo, que es muy meritorio", dijo Delgado.

El argentino pudo haber anotado antes, cuando quedó en buena posición en el minuto 24, pero su disparo cruzado desde la izquierda se marchó fuera.

Tras esa ocasión fallida del argentino en la primera parte, el campeón africano dictó el ritmo del partido y la posesión del balón fue suya con las mejores oportunidades para marcar.

La mejor ocasión de Al Ahly en la primera parte llegó con un tiro libre desde la derecha de Walid Soliman que fue cabeceado al poste por el delantero Emad Meteab (30).

En los minutos siguientes el equipo egipcio tuvo varias aproximaciones peligrosas, entre ellas un cabezazo del veterano Mohamed Aboutrika, de 34 años, que pasó cerca de uno de los postes (41).

Aboutrika, que lleva cuatro goles en la historia del torneo, buscaba el quinto para quedarse en solitario con un liderato que comparte con el argentino Leo Messi y el brasileño Denilson, pero no lo pudo lograr.

El delantero egipcio, que ayudó con sus goles en 2006 a Al Ahly a terminar en tercera posición, siguió intentándolo, y al comienzo de la segunda parte, en el minuto 50, un disparo suyo dentro del área se encontró con una parada milagrosa de Jonathan Orozco, que desvió el remate con su mano izquierda.

Orozco tuvo varias intervenciones meritorias que evitaron que los egipcios lograran el empate, hasta que el tanto de Delgado aniquiló cualquier esperanza del Ahly de repetir la tercera posición que había logrado en 2006.

Con esta medalla de bronce, Monterrey pasa página definitivamente a la decepción del pasado Mundial de Clubes, donde solo pudo terminar en quinta posición, tras perder en cuartos de final.

EISS