Las sonrisas llegaron en el último suspiro. Al final, Luis Fernando Tena y sus muchachos, sin hacer muchos méritos, pudieron regresar a descansar con la tercera victoria en fila de la eliminatoria a cuestas. De la mano de su arquero, y de una genialidad en el minuto 90, México se impuso 1-0 a Panamá, Selección que anoche merecía mucho más.

Anoche los brazos de Liborio Sánchez se cansaron de extenderse, fueron sinónimo de salvación, seguridad. Los de Luis Fernando Tena jamás cambiaron su posición: perfectamente cruzados, aferrados a su pecho en un fiel reflejo de sufrimiento, nerviosismo, sensación que también evidenció su rostro, con un rictus tenso, duro.

Y tanto el portero de El Tri preolímpico como el entrenador del mismo combinado tuvieron razones de sobra para utilizar de esa manera sus extremidades; porque si bien anoche México jugó con muchos suplentes, el equipo lució inoperante, fue superado en distintos lapsos por Panamá, Selección que con muy pocos argumentos estuvo a dos minutos de sacarle un punto a los nuestros.

Ayer Liborio fue exigido por primera ocasión en el torneo. Antes del primer cuarto de partido ya había volado en dos ocasiones para alcanzar, de manera providencial, remates que llevaban dirección de gol y que, gracias a las yemas de sus dedos, se pudieron ir desviados hacia tiro de esquina.

Y mientras su portero se vestía de héroe, Tena apretaba la quijada, hacía más duro el nudo que formaba con sus brazos, al mismo tiempo que buscaba las explicaciones del pobre funcionamiento de sus pupilos, que apenas dos días atrás le pasaban por encima a Honduras.

Cuando parecía que todo terminaría con el 0-0 y que Liborio sería la única figura de la noche, vino un trazo largo de Javier Cortés para Jerónimo Amione, delantero que, de primera intención, cedió la pelota a Erick Cubo Torres quien con frialdad fusiló al arquero y decretó el triunfo al minuto 90. Ahora el sábado debe buscarse el pase ante Canadá. México no calificó a los Juegos de Beijing 2008.

Honduras superó a Trinidad ?y avanzó en segundo sitio

Honduras se impuso 2-0 a Trinidad y Tobago, alcanzó los seis puntos y se adueñó del segundo lugar que le permitirá buscar su pase ante El Salvador.