México puede estar tranquilo de cara a la Copa del Mundo de Sudáfrica, por lo menos en el tema arbitral. Felipe Ramos Rizo, exárbitro mundialista en Corea y Japón 2002, competencia en la que no le temblaron las manos para expulsar a Ronaldinho, y analista de ESPN, platicó con El Economista y aseguró que nuestro país estará muy bien representado con Armando Archundia y Marco Antonio Rodríguez.

México, Argelia y Nueva Zelanda serán las únicas naciones que tengan dos silbantes incluidos en la lista de 30 hombres de 27 países que pitarán en Sudáfrica. Además de verse reflejada en este punto, el nivel de nuestros silbantes destaca también en el número de silbantes con gafete FIFA que tiene (19), ubicándose sólo detrás de Alemania, España e Italia que pueden presumir que registran 20.

Hay que mencionar que además de estos dos centrales, asistirán José Luis Camargo, Alberto Morín, Marvin Torrentera y Héctor Vergara como jueces de línea. Creo que van exageradamente bien preparados , destacó Felipe.

Luego de destacar la experiencia de Archundia, explicó que tras repetir en una competencia de este tipo, Rodríguez tendrá la oportunidad de su vida de superar su actuación en tierras alemanas.

De Marco es la oportunidad de su vida. En Alemania no le fue nada bien, lo regresaron en la primera etapa, pero creo que ha madurado, se ve más responsable .

Para poder ganar su derecho como árbitro internacional e ir a una Copa del Mundo, los silbantes que estarán en Sudáfrica debieron cumplir con requisitos como son acreditar las pruebas físicas, dominio del idioma inglés en 80%, peso corporal según lo establecido por la Comisión, obtener calificación aprobatoria de partidos y acreditar de manera satisfactoria los exámenes teóricos. La remuneración económica que tendrán será un gran estímulo, ya que de acuerdo con los datos obtenidos por este diario, ganarán 1,200 dólares por partido.

Arbitraje

Superar a Brizio y Codesal

A poco más de un mes del arranque del torneo, Archundia y Rodríguez intentarán cerrar de buena manera su preparación para buscar superar las hazañas de Edgardo Codesal, silbante uruguayo nacionalizado mexicano que pitó la final de Italia 90, y de Arturo Brizio Carter, exjuez que ha sido catalogado como el mejor árbitro azteca en la historia al situarlo en el sitio 41 de la lista que encabeza el italiano Pierluigi Collina, de acuerdo con datos publicados por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol (IFFHS).

Archundia y Rodríguez se han ganado ir a su segunda Copa del Mundo, ahora sólo resta esperar a saber si son capaces de superar a Brizio y Codesal.