El mexicano Stephen Sáenz se dijo el viernes decepcionado tras quedar fuera de la final de la prueba de lanzamiento de bala del atletismo de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, con una marca de 18.65.

"Me siento muy mal, tremendamente decepcionado, no encuentro explicaciones para este resultado", dijo un contrariado Sáenz tras la competencia en la que avanzaron los 12 primeros competidores con un registro mínimo de 20.25 m.

El mejor lanzamiento fue el del estadounidense Reese Hoffa (21.36 m).

"Imaginaba lanzar 19.70 o 20 metros, pero definitivamente no fue un buen día para mí. A veces las cosas no salen como uno se propone. Me toca marcharme y por ahora volveré a la escuela", agregó el mexicano, nacido en la ciudad estadounidense de McAllen (Texas), y quien estudia fisioterapia en Estados Unidos.

Hijo de padres mexicanos y debutante en las justas de verano, Sáenz, quien también tiene nacionalidad estadounidense, solo tuvo un intento válido de los tres reglamentarios.