Lentes de sol, bloqueador, sombrero e impermeable por si cae la lluvia. Esto ya no se verá en el código de etiqueta del Masters de Augusta en abril.

En noviembre la temperatura puede bajar hasta los 8 grados Celsius y por primera vez se mirará el Augusta National Golf Club en un clima diferente, en otoño, en medio de azaleas en flor y pinos, durante cuatro días y 72 hoyos.

El campo más pequeño de los principales campeonatos de golf , que entrega a su campeón la tradicional chaqueta verde, confirmó nueva fecha en un intento de salvar esta temporada. Y no es el único Grand Slam que movió su agenda, el US Open (Abierto de Estados Unidos) y la Copa Ryder se disputarán consecutivamente en septiembre, mientras que el PGA Championship ocurrirá en agosto.

“Este es un momento difícil y desafiante para todos los que se enfrentan los efectos de esta pandemia. Seguimos siendo muy conscientes de los obstáculos que se avecinan, y se continuarán organizando las competiciones únicamente si es seguro y responsable hacerlo”,  mencionó la PGA en una declaración conjunta entre los principales torneos y circuitos del golf.

En el Masters de Augusta hay códigos de conducta que podrían modificarse para evitar todo acercamiento posible entre organizadores, público y golfistas.

El Masters tiene una estricta política de no autógrafos durante los días del torneo y solamente están permitidos en el campo de práctica.

El miércoles en la prueba del Par 3, ya no será lo mismo. Este día es tradición única en el Masters. Es la parte del evento donde tienen presencia competidores actuales, ex golfistas e invitados honorarios. En las pequeñas colinas del campo se congregan también las familias de los golfistas. La mayoría de los jugadores a menudo dejan que sus hijos o caddies peguen tiros o putts.

Las sillas portables por los fans, también son una tradición en peligro de cambio. Una de las particularidades de los Masters es que un aficionado puede colocar su silla junto a un green, dejarla y estará en el mismo sitio horas después. Eso es parte de los buenos modales en el Masters. Las sillas no deben tener reposabrazos, pero aún así, están en contacto entre las personas, incluso la tienda oficial del Augusta National vende sillas.

“Esperamos que la expectativa de celebrar el torneo de Masters en otoño lleve un momento de alegría a la comunidad de Augusta y a todos los que aman este deporte”, anunció el presidente del club Augusta National, Fred Ridley.

Apenas el año pasado, Augusta se regocijó con el regreso triunfal del estadounidense Tiger Woods, en su primera victoria en un Masters desde el 2008.

Para este 2020, la lista oficial de jugadores aún no se ha anunciado, pero la elegibilidad incluye una serie de categorías, como a los ganadores anteriores de los torneos de Grand Slam y jugadores mejor clasificados según el Ranking Oficial Mundial de Golf.

Los aficionados que ya se agendaban para la primavera podrán conseguir el rembolso de sus entradas. Un paquete de viaje o conocido como Roadtrips 2020 incluyen boletos de golf Masters, alojamiento de primera clase, acceso al servicio de transporte grupal a Augusta National, un paquete de regalo, un itinerario personalizado.

Por su solidez económica, el torneo en el Augusta National puede hacer cambios sin que golpee tanto a sus bolsillos. Puede tomar decisiones autónomas como organizar el evento sin espectadores.

Según estimaciones del diario The Economic Times los ingresos en la semana del Masters superan los 125 millones de dólares con ganancias en la región de 25 millones.

El Masters es además un campo de mercadotecnia. Apex Marketing Group Inc, una firma de análisis de datos señaló que tan sólo el año pasado con Tiger  Woods, Nike ganó 22.5 millones de dólares en exposición a la marca, tomando en cuenta sólo la ronda final de Woods.

“Histórico, la victoria de Tiger Woods el domingo generó calificaciones de 30 a 40 por ciento más altas en las televisoras de Estados Unidos”,  dijo Neal Pilson, presidente de Pilson Communications y expresidente. de CBS Sports.

La emisora del torneo CBS Corp experimentó el año pasado un aumento en las calificaciones, la mejor transmisión desde 1986, cuando CBS comenzó a recopilar esos datos. El sector demográfico del consumidor del golf es considerado de élite, por lo que el alcance de audiencia en televisión es más valorado.

Sin duda, el éxito del golf en Augusta  se combina entre la experiencia visual y la presencial.

La comida y la bebida complacen a los asistentes del Augusta National con precios bajos, un detalle que atrae a los turistas. El café, los sándwiches de ensalada de huevo y queso pimiento, están entre los artículos más vendidos y cuestan sólo 1 dólar y 50 centavos. La cerveza, incluso hasta 4 dólares en el vaso de plástico con el logotipo de Masters.

Todo lo anterior, son detalles palpables de lo que podría cambiar en la vida actual de la “sana distancia” por el virus que hasta el momento, no tiene una vacuna que garantice el libre y despreocupado andar de multitudes.

DATO:

El próximo año, el Masters de Augusta volverá a su fecha habitual de abril, con lo que este torneo sería el último Grand Slam en jugarse en 2020 y el primero de 2021.

Fechas de modificación de los Grand Slam:

• PGA Championship (San Francisco, California): de mayo cambió al 6-9 de agosto.

• Abierto de Estados Unidos (Nueva York):  de junio al14-20 de septiembre.

• Copa Ryder (Wisconsin): conserva fecha original, del 22 al 27de septiembre.

[email protected]