Londres. El ecuatoriano Antonio Valencia, con un gol y una asistencia, fue clave en la victoria del Manchester United 2-0 en terreno del Blackburn Rovers, en el último partido de la 31 jornada de la Premier League, para aumentar su ventaja sobre Manchester City a cinco puntos.

Valencia rompió el cerrojo del equipo rival a nueve minutos del final, cuando en una jugada personal por la derecha lanzó un disparo cruzado, casi sin ángulo, que se coló en la portería del Blackburn.

Cinco minutos después, Valencia hizo otra entrada por la derecha y cedió el balón a Ashley Young, que con un disparo a 20 metros del arco rival logró el segundo tanto, el quinto esta campaña en su cuenta personal.

A falta de siete jornadas para el final, el United parece haberse encaminado hacia el título con cinco puntos de ventaja sobre su vecino del Manchester City, que sólo pudo empatar el sábado en casa con el Sunderland (3-3).

El mexicano Javier Hernández jugó con el Manchester United hasta el minuto 60, en que fue sustituido por el técnico escocés Alex Ferguson.

Los dos goles recompensaron el asedio que hizo el Manchester United a lo largo del partido, ya que el balón no salía prácticamente del campo rival, que pese a todo contó con ocasiones en la primera mitad y podría haberse adelantado, pero se encontró con una buena actuación del portero español David de Gea.

El ex guardameta del Atlético de Madrid hizo paradas de gran clase, sobre todo con un disparo del canadiense David Hoilett (16) y después con una doble tentativa del sueco Marcus Olsson y Scott Dann (45).

"Había que prestar atención al contragolpe ya que eran peligrosos. De Gea hizo tres grandes paradas en el primer tiempo. Este chico está creciendo en términos de confianza y estatus. Nos permitió seguir en el partido. Las entradas de Ryan Giggs y de Young en el centro del campo en el segundo tiempo nos han ayudado a hacer la diferencia", señaló el técnico Alex Ferguson.

Manchester United estuvo ineficaz a lo largo del partido, debido a la falta de inspiración de Wayne Rooney y de Chicharito.

El equipo de Ferguson podría acercarse a su vigésimo título el sábado, cuando recibe en casa al Queens Park Rangers, mientras que el Manchester City tendrá un difícil desplazamiento a la casa del Arsenal.