El retorno del técnico Rafa Benítez al Estadio de Mestalla se saldó con un empate, 2-2, bastante más satisfactorio para su ex equipo Valencia que para el actual Real Madrid, que desaprovechó la ocasión de alcanzar al Barcelona en la clasificación y sigue tercero.

El cuadro madridista, que acabó con 10 jugadores por la expulsión de Mateo Kovacic a los 68 minutos, se puso por dos veces en ventaja gracias a goles de Karim Benzema y Gareth Bale a los 16 y 82, respectivamente. Pero Dani Parejo niveló momentáneamente de penal al filo del descanso y Paco Alcácer (83) rescató la igualada final para el Valencia, que sigue sin ganar en liga bajo el timón de Gary Neville, pero se dio el gusto de frustrar las pretensiones del rival capitalino, ahora con 37 puntos y a dos del Barsa.

El Atlético de Madrid, que el sábado ganó 1-0 al Levante, figura como nuevo líder de la clasificación con 41 puntos por los 39 del escolta Barsa, que tampoco pasó del empate sin goles en cancha del vecino Espanyol, pero tiene un partido aplazado correspondiente a la decimosexta fecha y programado para el 17 de febrero.

Espoleado por la oportunidad de alcanzar al acérrimo rival azulgrana en la tabla, el Madrid arrancó con brío en Mestalla y tomó la delantera gracias a una sedosa combinación entre Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo que se originó en apertura del francés, siguió con un taco del galés y toque de exterior del portugués, y acabó con serena definición del ariete, académico en el control y colocación con el interior de la diestra en llegada al área.

La obra de arte maravilló más al equipo visitante que al décimo clasificado Valencia, capaz de reaccionar en torno a la poderosa figura del argentino Rodrigo De Paul en el medio campo y el talento de André Gomes, inspirado y con galones para incorporarse a posiciones de remate.

De Paul tocó arrebato con un centro goloso que Joao Cancelo no acertó a convertir, y luego encontró a Gomes, cuyo latigazo desde el área chica salió desviado. Pero el portugués tiró de inventiva poco después sobre la misma parcela, forzando el uno contra uno con Pepe, el torpe derribo por parte de su compatriota y la señalización de penal a criterio del árbitro.

Consumado especialista en atajar penas máximas, nada pudo hacer Keylor Navas en la fría ejecución de Parejo, raso y al lado opuesto de la estirada del costarricense.

Las tablas envalentonaron al conjunto Che y revolucionaron el choque en una segunda mitad con ritmo alto e incidencias como la roja directa a Kovacic por entrada peligrosa sobre Cancelo. Antes, Bale mandó alto un tiro libre directo, el argentino Lucas Orbán tapó un remate de Marcelo en el área local, Gomes exigió a Navas en latigazo lejano, y apareció la versión más pistolera de Cristiano, con zapatazo por encima del travesaño.

Ya con uno menos, el Madrid mimó la pelota y encontró buena descarga en Luka Modric, quien también probó suerte y encontró un seguro Jaume Domenech. La entrada de Lucas Vázquez alivió al conjunto de Benítez, que rozó la victoria cuando el canterano provocó un tiro libre convertido en gol por Bale, de majestuoso cabezazo a comba de Toni Kroos.

Pero apenas un minuto duró el jolgorio visitante. Tiempo suficiente para que Alcácer aprovechara su única oportunidad en dejada aérea del suplente Rodrigo tras diagonal de De Paul.

En un final enloquecido, Navas salvó al Madrid, ganándole un mano a mano a Alvaro Negredo, también de refresco, y Bale desperdició el último cartucho merengue con un disparo a la grada sobre el pitido final.

Otros resultados: Espanyol 0-0 Barcelona, Málaga 2-0 Celta, Rayo Vallecano 2-2 R. Sociedad, Betis 0-4 Eibar, Granada 2-1 Sevilla, Deportivo 1-2 Villarreal, Bilbao 2-2 Palmas.