La MLB intenta darle certeza a su complicada temporada 2020 con un formato burbuja para sus playoffs.

Las Grandes Ligas anunciaron su calendario de postemporada el martes, misma que iniciará el 29 de septiembre con las series de comodines en los estadios de los cuatro equipos mejor sembrados de cada liga y los ocho clubes ganadores se moverán a sedes neutrales para el resto de la postemporada.

La Liga Americana jugará sus series divisionales y de Campeonato en Los Ángeles y San Diego, California, mientras que la Nacional lo hará en Houston y Arlington, Texas. Esta última tendrá la Serie Mundial en el nuevo Global Life Park, estadio de los Rangers.

“Espero que la Serie Mundial y las series de campeonato tendrán una capacidad limitada de fans... socialmente distanciados, protección para los fans en términos de control de temperatura. El tipo de cápsula que ves en algunos juegos de la NFL. Probablemente usaremos la misma teoría”, dijo Rob Manfred, comisionado de la MLB, en un evento en línea de la escuela de negocios Hofstra University.

Manfred espera recibir aficionados en los playoffs y que sea una especie de experimento para la próxima temporada y no depender de una vacuna, porque sin público en los estadios se pierden alrededor 4,000 millones de dólares.

“Los clubes, la industria, perdemos cerca del 40% de nuestros ingresos cuando jugamos sin fans. Recuerda que no solo son los boletos, son los boletos, las concesiones, el estacionamiento, las mercancías que se venden en el estadio. Necesitamos el próximo año regresar a una situación donde podamos tener fans en los estadios con el fin de mantener nuestro negocio”.

En Texas se permitiría hasta un 50% de la capacidad del Global Life Park, que es de 40,300. Con la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y la Serie Mundial, se vendería 20,150 entradas por juego. En la Serie Mundial de 2019 el promedio de los boletos en el mercado secundario fue de 1,921 dólares, según TicketIQ, los que significa casi 38.7 millones de dólares por juego por boletaje y, considerando al menos ocho juegos entre las dos serie con aficionados en Texas, se recaudarían unos 309.7 millones y más el consumo en el inmueble se podría obtener un 10% de lo que se ingresa en una temporada normal. De momento, no se tiene previsto recibir aficionados en estadios de California.

[email protected]