El Lyon busca hacer historia. El día de hoy tiene la oportunidad de colocarse en una final europea por primera vez en su existencia, en caso de remontar la desventaja de 1-0 que obtuvo en la casa del Bayern Múnich. El equipo galo tiene en su favor el peso que le ha hecho a su estadio en el que se mantiene invicto en la Liga de Campeones de Europa.

El equipo más dominante de Francia en los últimos años, que ha ganado la Ligue 1 en siete ocasiones seguidas desde el 2002 hasta el 2008, no conoce la derrota en la Champions y en el Stade Gerland suman cinco victorias y una igualada, desde que iniciaron su camino en la repesca ante el Anderlecht hasta las semifinales que disputaron con el Bordeaux.

En el terreno de los pupilos de Claude Paul también salieron cabizbajos el Debrechen, la Fiorentina y el Madrid. En el choque frente a los merengues la ventaja mínima en el juego de ida les valió para sentenciar la eliminatoria.

El Liverpool fue el único equipo capaz de rescatar un punto en la fase de grupos el 4 de noviembre del 2001. En la Liga local, Los Gones han hecho pesar su casa, donde es muy complicado sacarles un punto. Este año no ha perdido en su territorio. La última vez que cayó fue el 22 de diciembre del año pasado frente a Montpellier.