Sin pensar en un récord pero sí en mejorar sus marcas es como Luis Rivera enfrentará este 2014. A decir de su entrenador, Francisco Olivares, esta temporada será un reto mayor para el sonorense, quien en el 2013 sumó dos medallas: un oro en la Universiada de Kazán en Rusia y un bronce en los campeonatos mundiales de Moscú.

El entrenador, quien es guía de 18 atletas más además de Luis, asegura entrevistado por El Economista que la posibilidad de que Rivera consiga mejores resultados este año es muy alta debido a las capacidades del atleta, pero también a que hoy cuenta con mejores elementos para desarrollarse físicamente.

Las condiciones de entrenamiento de Luis cambiaron mucho. Hoy tanto Luis como yo estamos en el programa CIMA, recibimos el apoyo de personal especial para nosotros, un fisioterapeuta y un médico exclusivo para Luis, le dan seguimiento diario, lo ven entrenar. En algún momento pensé que ese apoyo no era necesario, pero ahora que lo veo sé que es muy importante , explica Olivares.

Aunque el objetivo de Luis y su entrenador es ir más allá de los 8.46 metros que alcanzó el saltador en la Universiada, Olivares asegura que no tienen un límite o meta a la cual quieran llegar.

No tenemos uno (límite) en particular. Mientras siga habiendo arena enfrente no podemos hablar de una marca para no bloquearnos mentalmente .

Aunado a ello, el entrenador asegura que no es sólo Luis en quien está trabajando, sino también en su grupo de 18 saltadores en los que ve un gran potencial: En los próximos años empezaremos a ver nuevos atletas que ahorita no son conocidos.

También creo que las empresas y las autoridades deportivas se están dando cuenta de que sí vale la pena invertir al deporte, mejorar las condiciones de los atletas, entrenadores y todos los que están involucrados en este tipo de deportes , concluyó.

[email protected]