La selección de futbol de Camerún comenzó la búsqueda de un nuevo técnico para reemplazar al francés Paul Le Guen, quien renunció tras la peor campaña del equipo africano en una Copa del Mundo, señalaron altos funcionarios de la federación a una radio estatal.

Aunque aún no se han hecho contactos oficiales, el presidente de la federación de futbol camerunés, Iya Mohammed, dijo que el alemán Lothar Matthaeus y el ex técnico de Costa de Marfil, el bosnio Vahid Halilhodzic, lideran la lista de candidatos a la banca.

"Jamás he conocido a Lothar Matthaeus, pero su candidatura nos fue entregada, así como la del ex técnico marfileño Vahid Halilhodzic y otros 10 nombres", agregó Mohammed.

Matthaeus, de 49 años, con 150 participaciones en la selección alemana y mejor jugador del mundo en 1990, ha dirigido a varios clubes en Europa y uno en Brasil. El alemán también ha sido entrenador del equipo húngaro y del Maccabi Netanya israelí hasta el final de la última temporada.

Halilhodzic, de 57 años, jugó para la selección de Yugoslavia y fue técnico de varios equipos tras sus inicios en el Raja Casablanca, incluyendo al Paris St Germain.

El entrenador bosnio fue despedido de su cargo en la selección de Costa de Marfil en febrero, luego de ser eliminado en cuartos de final en la Copa de Naciones Africanas.

Iya agregó que la federación de fútbol de Camerún ha iniciado una serie de reuniones esta semana para acordar el perfil que debe cumplir el candidato a la banca de la selección, con el énfasis de firmar un contrato a largo plazo.

CONTRATO LARGO

"Desde ya, creo que necesitamos un nuevo técnico que acepte al menos un contrato por cuatro años", dijo Iya.

"Debemos terminar con la costumbre de reclutar técnicos con contratos a corto plazo y pedir resultados inmediatos. Necesitamos un entrenador que pase el tiempo suficiente con los jugadores, los conozca y arme un equipo fuerte y formidable", agregó.

La federación y el Ministerio de Deportes señalaron a Reuters que el próximo técnico debe ser "un hombre con una personalidad fuerte" para "ser capaz de soportar la presión tanto fuera como dentro del equipo".

Camerún tuvo una pésima actuación en su sexta Copa del Mundo en Sudáfrica y quedó eliminada en la fase de grupos sin conseguir puntos.