Árbitros internacionales dijeron que están listos para incorporar la tecnología de línea del gol entre sus instrumentos de trabajo, si ésta les da mayor credibilidad y es aprobada por la FIFA.

Pocas horas después de que el presidente de la entidad que rige el futbol mundial, Joseph Blatter, se disculpara por los errores arbitrales ocurridos el domingo en el Mundial de Sudáfrica, los árbitros manifestaron que sólo pueden utilizar lo que les permite la FIFA.

"Tengo la mente abierta para todo lo que nos haga más creíbles. Usaré cualquier herramienta que tenga para sacar lo mejor de mis capacidades", dijo el árbitro inglés Howard Webb luego de una sesión de entrenamiento junto a sus colegas en Pretoria.

"Era policía y hacía cumplir las leyes, pero no hacía las leyes. Estaremos observando este espacio con interés", agregó.

Inglaterra y México fueron víctimas de grandes errores arbitrales en sus respectivos partidos de octavos de final ante Alemania y Argentina, generando pedidos de inserción de tecnología, un tema al que la FIFA se resiste.

El primer incidente se produjo en el encuentro que terminó en goleada 4-1 de Alemania en Bloemfontein, en el que un disparo del centrocampista inglés Frank Lampard dio en el travesaño y picó claramente dentro del arco pero no fue concedido como gol cuando su equipo perdía 2-1.

El uruguayo Jorge Larrionda era el árbitro de ese partido.

En el segundo duelo del día, México estaba jugando mejor que Argentina cuando Carlos Tevez abrió el marcador de cabeza y en clara posición adelantada, algo que no cobró el árbitro italiano Roberto Rosetti.

Ninguno de los árbitros involucrados en los partidos de la polémica estuvieron presentes en un entrenamiento atestado de periodistas.

"Ellos tuvieron una sesión regenerativa y decidieron no estar aquí por razones personales", informó el jefe de arbitraje de la FIFA, José María García-Aranda.

No reveló si la entidad había discutido con los árbitros luego de los encuentros del domingo.

"Este es un asunto interno. Pero hemos estado hablando sobre estos asuntos técnicos. Mi opinión es que los árbitros toman decisiones de acuerdo a lo que ven en el campo de juego", agregó.

García-Aranda, quien aclaró que daba todo su apoyo a la labor de los árbitros, remarcó la necesidad de tener una mirada más amplia de la actuación de los mismos en el torneo.

"Tenemos que hablar de los 54 partidos (del Mundial) y las decisiones que han tomado los árbitros. Nadie habla de los excelentes goles que han podido hacerse por excelentes decisiones", destacó.