Portugal y Gales se enfrentan este miércoles 6 de julio en Lyon en un duelo sorpresa, ya que al principio del torneo estas selecciones no se encontraban entre las favoritas al título, pero al día de hoy, son candidatos. El partido tiene el principal foco de atención en el duelo entre Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

Desde la llegada de Gareth Bale al Real Madrid la relación con Cristiano Ronaldo no fue precisamente fácil, este miércoles 6 de julio los dos jugadores más caros del mundo se enfrentarán en un duelo con el que buscan alcanzar la final de la Eurocopa 2016 con sus respectivas selecciones.

NOTICIA: El nuevo orden del futbol europeo

En el duelo directo durante la Eurocopa entre las dos estrellas del Madrid, Gareth Bale ha sido mucho más convincente con tres goles, además de cargar con la responsabilidad de guiar a Gales a lo más alto del certamen, mientras que Cristiano Ronaldo, con una responsabilidad similar, lleva dos goles marcados en el tercer partido de la primera fase contra Hungría (3-3).

Los dos extremos juegan juntos en el cuadro merengue desde hace tres temporadas, pero si su relación actual parece funcionar no fue exactamente así en el pasado.

NOTICIA: Las figuras emergentes seducen al mercado

El desembarco de Bale al cuadro merengue

El Tottenham de Inglaterra complicó la venta de su estrella. Después arduas negociaciones con el cuadro de Londres, Gareth Bale firmó por el Real Madrid y llegó a la capital española el 2 de septiembre de 2013. Bale había entregado una gran temporada con los Hot Spurs e inmediatamente se generaron las dudas sobre las relaciones con un histórico del cuadro de Chamartín, Cristiano Ronaldo, hasta entonces rey absoluto del equipo merengue .

Pese a las especulaciones, el primer encuentro fue amistoso. Algunos medios mencionaron que se vio a Bale intimidado cuando se presentó en el centro de entrenamiento en presencia del que acababa de ser nombrado tres veces seguidas el jugador del año en el Real Madrid.

Revelan el costo del traspaso de Bale

Cristiano Ronaldo había representado el fichaje más caro de la historia hasta el momento. Hasta la llegada de Bale a la capital española el Real Madrid no reveló oficialmente el coste del traspaso del galés, por miedo a molestar a su estrella portuguesa, comprada por 80 millones de euros en 2009 al Manchester United.

Especulaciones u cálculos de la prensa habían publicado que el pase de Bale costó 100 millones de euros, pero la cifra no fue oficialmente confirmada hasta el 21 de enero de 2016.

Cuando una web especializada publicó el contrato de Bale con el Real Madrid, con el coste exacto del traspaso: 100,759,417 euros.

Convirtiéndose así en el fichaje más caro en la historia del futbol. Un record que ya no ostenta el jugador lucitano.

NOTICIA: Dos gigantes y dos emergentes, por un sitio en la final

Silbidos del Bernabeu

La segunda temporada de Bale en el Real Madrid (2014-2015) después del título en la Copa de Campeones de Europa en Lisboa contra el Atlético de Madrid unos meses antes, fue complicada. No estaba en buena forma, desacertado ante la red, falló numerosas ocasiones y Cristiano Ronaldo reclamaba con fuerza cuando Bale le olvidaba en los pases.

En enero de 2015, el galés vivió uno de sus peores días en el Madrid. Ante el Espanyol, el Real Madrid se hundió 3-0. Bale fue sólo un fantasma en la cancha. Cristiano se enfadó con el extremo y los silbidos del Bernabéu no tardaron en llegar.

Distancia palpable

Una primera muestra del divorcio entre los delanteros del Madrid se había dado en la final de la Liga de Campeones en Lisboa en 2014. Bale firmó el segundo gol en la prórroga, pero Cristiano nos e involucró en los festejos del equipos abrazos de felicitación por el tanto.

Ante el Levante en marzo de 2015 (2-0), después de un soberbio golpeo acrobático del portugués, el balón es rechazado de cabeza por un defensor. Bale, que seguía con atención la jugada, va al rebote y anota.

En la escena posterior se ve a Cristiano Ronaldo muy enfadado. El luso después aseguró que ese gesto airado no fue por el gol de Bale, sino por no haber podido marcar él.

Bale no se desanimó. Su renacimiento permitió enderezar su relación complicada con CR7, acusado a menudo de egocéntrico.

Respeto, al fin

Después de una derrota ante el Atlético de Madrid (1-0) en febrero de 2016, Cristiano Ronaldo inició una fuerte polémica en el vestidos blanco al afirmar que el equipo estaría al máximo si todos jugaran a su nivel. Bale, lesionado, se había perdido ese partido. Después el portugués intentó matizar sus declaraciones y explicó, tras la polémica, que se refería a que todos sus compañeros estuvieran en buena forma física y señaló que no podía sostener al equipo él solo.

En abril del 2016, Bale concedió una entrevista al Times en la que habló de su relación con el luso: "¿Cristiano Ronaldo? Habla inglés y me ayudó mucho cuando llegué (...) Nos entendemos bien. No hay ningún problema con el", aseguró el galés. dando por zanjado todos los malentendidos anteriores

Con información de AFP