El piloto mexicano Sergio Pérez culminó noveno en el GP de Rusia pese a haber escalado hasta posición de podio tras salir octavo. La lluvia en el final de la carrera lo cambió todo, pues entró tarde a pits para cambiar llantas y la hazaña se vio frustrada.

“En un momento cambió todo. Llovía en el sector dos, pero lo demás estaba seco, tenías que mantener la temperatura de los neumáticos, pero no sabías si incrementaría la lluvia. Teníamos el podio, no funcionó la estrategia más allá de la parada lenta. La carrera fue buena pero no obtuvimos los resultados”, dijo el mexicano.

A su vez, su compañero, Max Verstappen, se recuperó de salir último en la parrilla tras una sanción por el cambio en la unidad de potencia y escaló hasta el segundo puesto, a lo que el jefe de Red Bull, Christian Horner, opinó:

“Max aprovechó al máximo, Pérez perdió mucho. La forma en que limitamos el daño para Verstappen es genial, pero claramente perdimos puntos en el campeonato de constructores”.

Pérez aprovecho la entrada a boxes de Daniel Ricciardo, Lewis Hamilton y Lando Norris para colocarse como líder en la vuelta 29, y aunque ganó algunos segundos para cuando tuviera que cambiar sus llantas, un error de los mecánicos que tardaron 8.9 segundos en el cambio de neumáticos por unos medios le arrebató su ventaja.

A su regreso a la pista era quinto y fue hasta la vuelta 45 que pudo superar al McLaren de Daniel Ricciardo y posteriormente a Carlos Sainz (Ferrari) para colocarse tercero, lugar que peleó con Fernando Alonso (Alpine), pero a solo cuatro vueltas la lluvia se intensificó.

Los neumáticos no permitieron que el mexicano mantuviera el ritmo y empezó a perder lugares con los rivales que ingresaron una vuelta antes a pits para colocar las vueltas intermedias de lluvia. A tres vueltas del final, Checo entró a boxes y perdió sus posibilidades de subir al podio. Solo rescató dos puntos.

“Era ir de inicio a fin, pusimos todo con las slicks y tuvimos la velocidad hoy. Esa parada lenta en pits igual marcó la diferencia. Es frustrante, porque lo hicimos bien hoy y tuvimos el podio en nuestras manos. Es difícil haber perdido esas posiciones con la lluvia”, lamentó Pérez.

El mexicano espera superar la página en el próximo GP de Turquía, programado para el 10 de octubre: “Es frustrante, porque tuvimos gran carrera, pero debemos regresar en Turquía y mejorar. Estoy seguro que la suerte estará de nuestro lado en algún momento del año. Es muy difícil, las condiciones no ayudaron al final”.

deportes@eleconomista.mx