La cancha principal del Centro de Alto Rendimiento (CAR) fue el escenario en donde se comenzaron a ver los primeros esbozos del estilo de la Selección Mexicana bajo el mando del colombiano Juan Carlos Osorio. El balón fue controlado en muchas ocasiones a dos toques, con máximo seis jugadores participando en la jugada, misma que con esa cantidad de pases concluía con remate a gol.

Y no sólo llamó la atención lo práctico que parece puede ser el Tri en esta nueva etapa, sino la paciencia y trato educado con el que se maneja Osorio cuando tiene que ajustar algo con sus seleccionados e incluso pedirles que se inicie de nuevo alguna rutina. Por favor es una pequeña pero valiosa palabra que se escuchaba de voz del nuevo estratega nacional.

El estratega asegura que viejas glorias del representativo azteca le mencionaron el menosprecio a los conjuntos de la Concacaf como el principal mal que afecta al Tricolor en las eliminatorias.

Hablé con Cuauhtémoc (Blanco), Jorge (Campos), Alberto García Aspe y Rafa Márquez; todos coinciden que al momento de llegar a esos juegos se menosprecia a los rivales, yo creo que los muchachos (sus dirigidos) son conscientes de la hostilidad a la que nos vamos a enfrentar , destacó el colombiano, quien asegura ha trabajado en ese tema. El respeto por el rival nunca va faltar , agregó.

Sobre su debut el viernes ante El Salvador, Osorio expuso que lo visualiza ganando y jugando bien , aunque destacó que él no piensa que una goleada deba ser obligatoria. A pesar de que faltan días para el partido, el técnico dijo que ya tiene en la mente a los jugadores que puedan arrancar en una formación que, de no surgir nada extraño, sea de 4-3-1-2.

Además, advirtió que del viernes al martes modificará al menos con tres elementos su cuadro para visitar a Honduras.

No tenemos planificado poner dos equipos totalmente diferentes, pero sí hay ciertas características de los rivales que nos obligan a cambiar en dos o tres posiciones , expuso el nuevo entrenador del Tri.