Manchester City, Barcelona y Bayern Múnich saltarán a la cancha, con su etiqueta de favoritos, apostando a su alto porcentaje de posesión de pelota, en sus series de cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa. Liverpool, la Roma y Sevilla necesitan un antídoto para competir ante clubes que se adueñan del balón por más de 57% del tiempo del compromiso.

El City de Guardiola, que se verá las caras con el Liverpool, es el club con el mejor porcentaje de tenencia de la pelota en la presente Liga de Campeones y en la Premier League. Los Citizens promediaron 62.6% de posesión en los ocho duelos anteriores de la actual temporada de Champions y en Inglaterra su promedio sube hasta 71.5 por ciento.

A pesar de que los Reds tendrán enfrente al líder y virtual campeón de la Premier, en Inglaterra aseguran que si Jürgen Klopp puede evitar lesiones en su plantel, el equipo “puede ganar dividendos” en su paso por Europa, e incluso el diario The Guardian ha señalado que bajo esas circunstancias el Liverpool “puede concluir entre los cuatro primeros” de la competencia.

Ben Hayward, periodista inglés y corresponsal del sitio Goal, dijo a El Economista que tras el 5-0 que el City le propinó al Liverpool en un duelo de Premier League en la primera vuelta de la temporada, el cuadro dirigido por Klopp luce “mucho más sólido” en defensa gracias a la llegada de Virgil van Dijk en enero.

Además, Ben pide no olvidar la historia entre Guardiola y el entrenador de los Reds, ya que Klopp lo ha vencido en cinco ocasiones, razones que por más que el City “parta como favorito”, permiten “ser optimista ante las posibilidades del Liverpool”.

Tácticamente, asegura Mario Carrillo, entrenador y analista de ESPN, la virtud del rival de los Citizens es que “salen a buscar el partido y no se come el dulce de la posesión alta” que tenga los de Guardiola.

Barcelona y la Roma se encontrarán en otra de las llaves de cuartos de final de la Champions, siendo los catalanes los que son vistos como “amplios favoritos” para acceder a semifinales. Así, 62.25% de posesión del balón que ha tenido en los duelos previos de la competencia continental es un aliciente para los aficionados culés y un gran reto para cualquiera que pretenda vencerlos.

Hasta ahora sólo el Espanyol de Barcelona ha podido ganarle en esta temporada. Fue un duelo de Copa del Rey en el que, con un parado táctico de 5-4-1 incomodaron a los 11 culés en todas las zonas de la cancha, para al final festejar un ajustado 1-0 que no fue suficiente para que el Barcelona avanzara a la siguiente ronda.

“Si no sacas la pelota limpia desde atrás, es difícil que llegues con ventaja adelante”, explicó Juan Manuel Lillo, entrenador y analista español, cuando algún club se ha atrevido a intentar asfixiar en la salida al cuadro que dirige Ernesto Valverde.

Esa deberá ser la misión de la Roma. Mario Carrillo aplaude esa apuesta para buscar nulificar al Barcelona, y en un caso personal asegura que quien “pretenda controlar a Messi debe mandarle marca personal, tenerlo encima de él”.

Fabio Tempesta, agente de jugadores italiano que alterna su estancia en Barcelona y en su país y sigue de cerca el desarrollo de la Liga de Campeones de Europa, dijo a este diario que para pensar en que el club de la Serie A pueda dar la sorpresa, primero deberán evitar ser goleados en el Camp Nou.

“La Roma en casa puede vivir una noche de gran entusiasmo y a lo mejor pelear el partido, eso obviamente si no le aplastan en Barcelona”.

Sevilla también tendrá como reto arrebatarle el balón al Bayern Múnich, que llegará a su serie de cuartos de final con un promedio de posesión de 57.25% en sus primeros ocho partidos de Champions. Lo conseguido por los sevillanos en el pasado reciente, dejando en el camino a clubes grandes y el 2-2 que obtuvieron el sábado ante el Barcelona, conjunto al que estuvieron a 2 minutos de propinarle su primer descalabro en Liga, hacen pensar en España que tienen posibilidades de salir adelante.

Alberto Sierra, periodista español quien es el corresponsal de Claro Sports, dijo a El Economista que si bien “a priori el favorito claro” es el Bayern, ve posibilidades de que Sevilla pelee en la serie. Eso sí: advirtió que en caso de que “aproveche poco” sus oportunidades de gol, le podría “costar muy caro”.

El periodista mencionó que sus pensamientos radican en que en la presente temporada el Sevilla “en los partidos importantes se crece. Eliminó al Atlético en Copa cuando nadie lo esperaba, también al Manchester United –en octavos de final de Champions— e hizo un gran partido con el Barça”. Sobre las posibilidades de que los andaluces se conviertan en semifinalistas, Sierra sentenció que “todo pasará por el juego de ida”, ya que si no sacan ventaja del Sánchez Pizjuan, “no tendrá ninguna posibilidad en Alemania”.

En los medios españoles también han aplaudido la capacidad que han mostrado en sus pruebas más exigentes en este año futbolístico. “Son un equipo que se crece ante los grandes. Sabe cómo debe jugarle a equipos de un nivel superior y por dónde puede hacerles daño”, publicó Marca.

Como aliciente, el club español puede mirar lo que hizo el PSG ante el Bayern en la fase de Grupos, duelo en el que se impusieron 3-0 a los alemanes, quienes sufrieron al contraataque y a los que se les vio sufrir al tener que defender corriendo hacia su propia portería.

Es en el tema de las apuestas en donde no hay mucha confianza hacia el conjunto español. Mientras a quien le apueste al Bayern sólo le dan 1.66 pesos por cada peso apostado, a quien vaya por la sorpresa en la ida le darían 5 si Sevilla se queda con la victoria.

carlos.herrera@eleconomista.mx