La narrativa de Misael Domínguez en Instagram se centra en ejes como la vida que comparte con Alexa, su novia; las visitas a su familia en Saltillo, Coahuila; los entrenamientos y partidos con Cruz Azul, y su experiencia en selecciones nacionales.

Misael es uno de los de mayor experiencia en Primera División de los 21 seleccionados nacionales que quedaron eliminados en primera fase del Mundial Sub 20 de Polonia.

Su fichaje de Monterrey a Cruz Azul por 1.7 millones de dólares le abrió la oportunidad de ingresar al mejor nivel de salarios para los jugadores provenientes de Fuerzas Básicas, en este caso Sub 20. Sus ingresos mensuales rebasarían 150,000 pesos.

El estatus de Misael le ayudó a cumplir con uno de sus gustos: los autos deportivos. Cambió un semideportivo por un vehículo Mercedes-Benz con valor de más de 600,000 pesos.

La progresión salarial de los jugadores de Fuerzas Básicas va en función de qué tan cerca se encuentran de debutar y consolidarse en Primera División.

Datos obtenidos por El Economista indican que los ingresos en categorías inferiores tienen un rango de 3,000 pesos mensuales para los equipos Sub 17 hasta 30,000 pesos para jugadores inscritos en Sub 20, pero con apariciones recurrentes en partidos del primer equipo en Copa MX o Liga MX.

“A los jugadores que tienen registrados en Sub 20 les pagan un promedio de 5,000 pesos mensuales”, indica Ángel Palma, director de Total Match.

De los 21 jugadores que integran la Selección Mexicana Sub 20, 10 tienen contratos de Fuerzas Básicas, cuyos ingresos van desde 5,000 hasta 30,000 pesos.

Casi en la misma proporción se encuentran los jugadores con experiencia en Primera División. Un total de 11 futbolistas ya debutaron y suman un minuto al menos en el máximo circuito, lo que cambia su proyección e ingresos.

Ángel Palma explica que entre los 18 y 20 años los ingresos de los futbolistas en fuerzas básicas pueden incrementarse exponencialmente en poco tiempo.

“Una vez que se afianzan como profesionales pueden llegar a 150,000 pesos”, señala.

Para llegar a ese nivel de ingresos intervienen factores como un contrato profesional con el primer equipo, si su potencial puede llegar a representar una inversión rentable para el club e incluso imponer una cláusula de rescisión para proteger al jugador y al club.

“Por eso es necesaria la educación financiera, la educación en general que pueda tener el jugador para no tomar decisiones equivocadas con los ingresos que se incrementan mucho en poco tiempo”, explica el especialista.

Los contratos de los jugadores se revisan o pueden negociarse sólo al inicio de la temporada, no importa que durante el desarrollo del torneo adquieran protagonismo.

Aunque los clubes mantienen comunicación con los jugadores que logran despuntar para evitar que se puedan marchar a otros clubes.

El director de Total Match indica que los jugadores que más experiencia tienen en Primera División son los que tienen los ingresos más altos, incluso por encima de jugadores que tienen experiencia en selecciones menores.

“Aunque seas seleccionado no cambia. Al jugador le beneficia ser seleccionado cuando es menor en que las marcas de zapatos los apoyan. Para las marcas, el jugador ideal es el seleccionado nacional, los que van a mundiales, que buscan tenerlos y firmarlos. El pensamiento de las marcas es observar si los jugadores tienen proyección y acceden a darles zapatos con un contrato”, añade Palma.

De la actual Selección Sub 20, los únicos que están en otra categoría de ingresos son Diego Lainez que juega en el futbol europeo y José Juan Macías, al que Chivas le impuso una cláusula de rescisión de 15 millones de dólares para dejar el equipo. Su salario deberá ir en función del valor que el club le otorga para su venta, lo que superaría 150,000 pesos mensuales que un futbolista joven obtiene en México.

[email protected]