Nico Rosberg mostró los días anteriores a la carrera que tenía posibilidad de doblegar a Lewis, su coequipero, al registrar las vueltas más rápidas durante las sesiones de clasificación. El alemán busca renovarse cada competencia y, ¿cómo lo logra?: Me gusta ganar, me gusta luchar, ésa es la motivación . Sin haber recorrido el circuito, el alemán sabía que tenían posibilidades de ganar la carrera en México.

Él lo sabía y le arrebató el primer lugar del podio a su compañero, simplemente porque tenía la certeza de que su coche sería el mejor en la carrera en el circuito mexicano. La afición local coreó el nombre del alemán, quien al ocupar lo más alto del podio y con el sombrero de charro gritó: ¡Viva México!, y añadió: Fue una carrera increíble y una gran batalla con Lewis. Estoy muy contento de conseguir la victoria. Muchas gracias por el apoyo . Él superó por 1.955 segundos a su compañero.

Cabe mencionar que el alemán no subía al podio desde el Gran Premio de Austria y logró desplazar a Lewis y recibió su trofeo de manos de Nigel Mansell, el piloto que ocupó el mismo lugar en el podio pero en el Gran Premio México de 1992.

Tras obtener la cuarta pole consecutiva, Nico enfatizó que había sido el más rápido en el Autódromo Hermano Rodríguez, al registrar 1 minuto, 19.480 segundos en la tercera ronda de clasificación. La primer posición es lo mejor para empezar la carrera y tengo un buen coche para manejar mañana (domingo) y voy a intentar ganar , dijo.

Nico defendió ese primer lugar, sabía que no sería fácil mantenerlo, pues era una batalla y al inicio de la carrera su coequipero logró hacer una maniobra similar a la de Austin, pero el alemán defendió su posición y reconoció que fue la parte más importante de la carrera y seguirá trabajando.

Nico hizo una carrera fantástica , reconoció Lewis, aunque el británico indicó que fue fantástico no preocuparse por los puntos y sólo se encargó de conducir.

El piloto alemán acotó antes de la carrera que el gran problema con Hamilton era que conduce bien, es muy veloz y agresivo; sin embargo, Nico logró mejorar y dio una muestra de que no se ha dado por vencido, aunque el campeonato se definió la carrera anterior. Él sabe que maneja el mejor monoplaza del mundo y la siguiente temporada tendrá oportunidad de seguir en la pelea. Por el momento, él regresa al segundo lugar en el Campeonato de Pilotos, con 272 unidades.

La celebración fue para Nico; ahora, el que permaneció por un breve tiempo en la celebración fue Lewis; en el garage de Mercedes, se coreó el nombre del piloto alemán y brindaron con él. Rosberg disfrutó su momento que visualizó el jueves, pues dijo: Este fin de semana tenemos que poner el coche en la primer posición con Rosberg, por supuesto .

Él recordaba el jueves que su padre Keke Rosberg había ganado una competencia en 1991, pero no fue de Fórmula Uno. Ahora, Nico hace algo similar y mostró autoridad en la fecha número 17 del calendario de la principal categoría. Nico volvió a sonreír.

El jueves las apuestas daban como favorito a Lewis Hamilton, ya que por cada dólar apostado el ganador podía obtener 1.8 dólares, mientras que por Nico Rosberg, se obtenía 3.25 dólares; la situación cambió cinco horas antes de que comenzara la competencia, pues por ambos pilotos se ponían en juego 2.25 dólares. Nico es el chico al que le hubiera gustado competir contra el argentino Juan Manuel Fangio.

[email protected]