La llegada de los estrategas colombianos marcó una diferencia radical en el futbol de Honduras y fue por casualidad. Reinaldo Rueda llegó a ocupar el timonel de la Selección Nacional porque entraba en el presupuesto y, además, estaba disponible. Los catrachos nunca imaginaron que Rueda revolucionaría su futbol y encontrarían en él la solución a su ausencia de 29 años en un Mundial.

A su salida, la historia se vuelve a repetir y de nueva cuenta los hondureños, por economía y estrategia, ponen en manos del técnico cafetalero Luis Fernando Suárez su futuro en el balompié.

Suárez buscará este miércoles mejorar lo hecho por su antecesor e imponerse ante la Selección Mexicana para superar al equipo que siempre los ha superado.

La revolución del futbol hondureño comienza con su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que los catrachos fueron los únicos participantes centroamericanos y lo lograron gracias a Reinaldo Rueda.

La contribución de Rueda

A Rueda se le atribuye una transformación significativa en el futbol hondureño, pero principalmente se le adjudica el cambio mental en los jugadores, quienes ya no confiaban en sus propias habilidades.

Gerson Yany Gómez, periodista deportivo del rotativo local El Heraldo, afirma que Rueda construyó lo que ahora es la nueva base del futbol hondureño.

Consiguió que la FIFA pusiera sus ojos en Honduras. Tuvo una enorme labor de organización en las selecciones. Quizá se perdió el estilo que todos conocían, pero hizo un avance de al menos 25 años de trabajo .

Después de Sudáfrica

Sin embargo, Honduras fue eliminado en la primera fase de Sudáfrica tras sumar dos derrotas y un empate. El propio técnico ,bajo lágrimas, decidió dejar el cargo después de tres años. Honduras necesitaba un nuevo técnico que fuera serio y poco controvertido. Otra vez el perfil colombiano.

Marvin Avila, periodista del diario local La Prensa, nos explica lo que se espera de la elección de otro cafetalero: Con Suárez se busca mantener ese avance, lograr metas nuevas y regresar al futbol nuestro, de técnica y potencia; es decir, combinar las dos escuelas: la científica y calculada de Rueda con la elegante, ofensiva y propositiva de Suárez.

Luis Fernando Suárez tomó el timonel de la Selección en marzo del 2011 y, a su mando, la alineación ha llegado a las semifinales de la Copa Oro, lo mismo que logró Rueda en el 2009. Éstos son los dos técnicos colombianos que han trascendido en la historia del futbol hondureño, haciendo de un equipo pequeño uno grande.