Por lo menos en su conquista de millones de dólares, México ya puede sentirse ganador.

Si bien el planeta hablará de cuestiones futbolísticas, a unos días del arranque de la Copa del Mundo no se puede dejar a un lado las bolsas millonarias a las que aspiran las selecciones mundialistas.

El Tricolor tiene en la bolsa 9 millones de dólares

Según los estatutos de FIFA, por disputar los tres partidos de la Fase de Grupos, los equipos se embolsan 8 millones, a los que hay que sumar otro más, ya que todos los equipos que participen recibirán 1 millón de dólares extra para cubrir sus costos de preparación , el cual en el caso de la Selección Mexicana estuvo muy bien empleado tras enfrentar a potencias mundiales en la gira europea.

Siguiendo con la tendencia de los últimos mundiales, en las que México avanzó a los octavos de final, se debe destacar que de conseguirlo, nuevamente, los nuestros estarán alcanzando 9 millones

(10, contando el de la preparación), ya que el premio por librar la primera etapa es de 1 millón.

Ahora, que si los muchachos de El Vasco hacen historia y logran llegar por fin al quinto partido y se meten a los cuartos de final, duplicarían la cantidad anterior y regresarían a casa con 18 millones.

Y es que la FIFA tiene preparados premios con un total de 420 millones de dólares, bolsa que supera por mucho los 332 que se repartieron en Alemania 2006, que según en voz de las principales autoridades de máximo organismo de este deporte implican 61% de incremento , de acuerdo con las cifras manejadas hace cuatro años.

Hablando de fases importantes como son las semifinales, en las que probablemente podremos ver a potencias como Brasil, Italia, Inglaterra, Holanda, entre otras, el jugoso premio será de 20 millones de billetes verdes.

Finalmente, los premios que se entregarán en la final, serán de 30 millones para el campeón, mientras que el segundo lugar se llevará además de su medalla 24 millones.

Tras conocer los premios que serán entregados en Sudáfrica, sin duda, por lo menos en el tema económico, los altos mandos de la Federación Mexicana de Futbol pueden sentirse completamente ganadores.