La dominante selección campeona del Mundial femenil que llegó a Francia por su cuarto título pone en práctica un trabajo de recolección de estadísticas, cálculos y análisis de datos. El futbol femenil en Estados Unidos busca afinar su profesionalización.

“El análisis de datos sirve para ayudar en el proceso de toma de decisiones en la selección de jugadores y para ciertos campamentos. También para el rastreo de datos de jugadores o partidos del mundo, para tener más información que puedan analizar los entrenadores”, explicó un analista de datos de la Federación de Fútbol de Estado Unidos, Tyler Heaps, a principios de este año en la convención de entrenadores de futbol.

Heaps explicó cómo los equipos nacionales de hombres y mujeres han incorporado medidas estadísticas avanzadas en el proceso de la convocatoria de la selección. El evento fue organizado por Opta, una empresa de estadísticas deportivas que rastrea los datos en nombre de US Soccer.

Dentro del programa del equipo estadounidense, el análisis de datos se ha convertido en un elemento cada vez más importante.

Entrenadores y directivos de la federación “han estado pensando en el futuro, y quieren estas cosas. Trabajamos con ellos para averiguar qué valoran y cómo podemos adaptar diferentes modelos a su estilo de juego y lo que quieren hacer”, refirió.

Los encargados de las estadísticas realizan perfiles para cada equipo femenil o varonil que está en una Copa del mundo y utilizan una métrica para medir el impacto de las habilidades de pase de un jugador.

“Esto nos dará una manera muy fácil de rastrear si un jugador está ayudando con la preparación del juego, y todas las acciones que caen fuera de ese alcance pero que aún son valiosas”, mencionó el analista.

Las herramientas analíticas son útiles cuando un jugador de primer nivel se lesiona y los entrenadores del equipo quieren encontrar un reemplazo con rasgos similares.

“La pregunta más importante para nosotros es: ¿Cómo podemos ayudar a influir en el personal técnico? ¿Cómo podemos enseñar lo que tenemos y traducirlo a aquellos que toman las decisiones?”, expuso.

Sí, el equipo femenino domina el Mundial. ¿Por qué las mujeres estadounidenses son tan buenas en el futbol? Durante al menos cuatro décadas, el fútbol femenino ha ido ganando popularidad rápidamente en Estados Unidos.

En 1971, por ejemplo, sólo había 700 futbolistas de secundaria. Pero para el 2014 ese número aumentó a casi 376,000.

Eileen Narcotta-Welp, estudiante de fútbol en la Universidad de Wisconsin, analiza las razones por las que el fútbol femenino se ha vuelto tan popular en Estados Unidos, y señala que todo comenzó desde 1972, cuando legisladores prohibieron a las instituciones educativas con fondos federales discriminar por motivos de sexo. Y eso se aplica a los programas atléticos de preparatoria y universidad.

En 1991, el equipo nacional femenino de Estados Unidos ganó su primera Copa del Mundo. Y poco después, grandes marcas como Nike y Umbro patrocinaron a algunas de sus jugadoras. En el 2006, por ejemplo, había alrededor de 3 millones de jugadoras jóvenes registradas en todo el mundo. Y más de la mitad de ellas estaban en Estados Unidos.

EU-Francia, el juego más caro en la historia del Mundial Femenil

Las entradas para el partido de cuartos de final en París ya son caras. Los asientos más baratos cuestan 425 dólares cada uno, y algunos los buscan hasta por 11,000 dólares en reventa.

Ambos equipos tendrán el partido más grande del torneo hasta el momento, por ser de acuerdo a los analistas de futbol “una posible final anticipada” .

El martes pasado, el par de boletos más baratos que se pudieron encontrar en StubHub costaron más de 425 dólares cada uno. Como indicó Tom VanHaaren, los boletos para los cuartos de final entre Noruega e Inglaterra podrían obtenerse por tan sólo 33 dólares cada uno.

Hay algunos factores principales que impulsan la demanda de los boletos. Ambos equipos han traído a las multitudes más grandes de la Copa mundial femenina hasta ahora: la nación anfitriona, Francia, y los fanáticos de Estados Unidos.

“Este es el mejor juego. Esto es lo que todos querían. Hemos estado viajando bastante profundo en esta Copa del Mundo. Así que espero que sea solo un total de show circus. Va a ser totalmente increíble”, dijo la capitana Megan Rapinoe sobre el partido ante las francesas.