A dos jornadas del final de la fase de Grupos de la Copa MX Clausura 2014, el torneo que nació hace un par de años ha ido perdiendo el interés de los aficionados, que le han dado la espalda a la competencia que otorgará medio boleto para la Copa Libertadores del próximo año.

Mientras en su primera edición promedió 8,205 personas en las tribunas por compromiso, en la presente campaña la cifra ha disminuido a los 5,779, lo que quiere decir que 29% de los seguidores dejaron de hacer presencia en los inmuebles.

Su largo formato, con visita recíproca en fase de grupos, los largos viajes y la obligación que tienen los entrenadores de entregar buenas cuentas en el torneo de Liga han condenado a la Copa.

La verdad yo no le encuentro mucha importancia, todos han dicho lo mismo, que es una Copa que la verdad sirve nomás para los que no van a estar en el primer equipo , opinó Flavio Santos, elemento de Atlas, en los primeros meses de vida de la competencia en el 2012.

Y el elemento rojinegro no estaba tan equivocado, porque en el Apertura 2012, en la primera edición del certamen copero sólo Puebla, Tijuana y León superaron el promedio de 9,000 aficionados por compromiso.

Una vez concluida la edición de experimento, se esperaba que se mirara con mejores ojos al torneo, pero muy pronto volvió a ser blanco de críticas. Me gustaría más eliminación directa, no jugar seis partidos para pasar a una Liguilla, eso te desgasta , opinó Rubén Omar Romano cuando dirigía a Morelia.

En la actual campaña, que conocerá a sus ocho clasificados la próxima semana, Pumas ha sido uno de los equipos que más futbolistas titulares ha utilizado, situación que le ayudó a salir de un pequeño bache al arranque del torneo que puso en peligro la continuidad de su director deportivo, Mario Trejo.

A pesar de que los de la UNAM han sido uno de los conjuntos que más elementos estelares han utilizado, es Puebla el conjunto que ha tenido la mejor entrada, con 24,636, en el choque contra San Luis .

Atlante, equipo que hasta anoche era el líder del grupo cuatro, con nueve unidades, condición que puso en juego con Pumas, que sumaba ocho, ha sido el club con la asistencia más pobre, al promediar 1,500 fanáticos por jornada en el Andrés Quintana Roo. La realidad es que a la afición, futbolistas y directiva lo que realmente les interesa es su lucha en la tabla porcentual.

Con dos jornadas por disputarse (una de ellas dio inicio anoche), la Copa MX ha sido víctima del desinterés de los aficionados, que han disminuido 29% el promedio de asistencias a los estadios desde la primera edición del 2012 a la fecha.