Lo único seguro hasta el momento es que los cuatro semifinalistas de la Champions League habrán revalorado su valor como franquicia entre un 2 y 10% para la temporada 2011-12. Barcelona, Real Madrid, Manchester United y el Schalke 04 iniciarán esta semana su camino a Wembley para conquistar la Orejona, el torneo de clubes más importante del mundo.

El más reciente estudio de la consultora Forbes indica que las cuatro escuadras están entre las 20 franquicias más valiosas del mundo del futbol, tan sólo el Manchester, Madrid y Barcelona están entre las cinco primeras del ranking.

Pero llegar a las semifinales de la Champions no sólo les garantiza ingresos por más de 25 millones de dólares en premios por su avance a esta instancia, sino también les permite cotizarse mucho más en el mercado.

Por ejemplo de acuerdo con datos de la UEFA, Real Madrid es el club que más premios deportivos ha obtenido en esta Champions League con 31.7 millones de dólares por situarse en la instancia previa a la final y según las perspectivas de Forbes, la franquicia de los merengues se ha revaluado en los últimos años hasta en un 10 por ciento.

Actualmente el valor asciende a 1,451 millones de dólares que si llega a la final la cifra sería cercana a los 1,596 millones gracias al posicionamiento de la marca, más ingresos por televisión y marketing.

En el caso del Manchester United, que es la franquicia más valiosa, los 1,864 millones de dólares podrían alcanzar los 2,000 millones.

El caso del FC Barcelona y Schalke, que decrecieron en el último año el valor de su franquicia 2%, esto debido a las deudas del club, esta es la oportunidad para volver, al menos a tener un crecimiento.

De la lista de Forbes 13 de los 20 clubes que la integran participaron en la presente edición de la UEFA Champions League y el resto, siete clubes, en la Europa League, el segundo torneo en importancia de la región, es decir que participar en las competencias de clubes más importantes del continente les da un extra para posicionar su marca y al menos mantener el valor de la franquicia sino se tienen problemas financieros severos.

Quizás el caso más relevante de una catástrofe en la devaluación de una franquicia ocurrió con el Newcastle, que en la temporada 2009-10, que jugó en la Segunda división de Inglaterra, perdió su valor hasta en un 30%, sus ingresos cayeron de 285 a 142 millones de dólares y dejó de aparecer entre las 20 instituciones más valiosas de Europa.