El baloncesto en México continúa su crecimiento gracias a alianzas estratégicas, la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) y la Liga de Basquetbol Estatal de Chihuahua (LBE) unieron esfuerzos que le permitirán a la primera darle continuidad al juego de sus basquetbolistas, asegurándoles por lo menos 10 meses de actividad en México y a la segunda crecer en profesionalización.

De esta manera, la LNBP cumplió con su objetivo de establecer una filial de desarrollo para que una vez que los jugadores terminen su participación en la Liga, éstos puedan seguir su preparación. “Muchos de ellos se quedaban parados sin jugar muchos meses, ahora están teniendo esa continuidad, entonces esa plataforma de la Liga estatal de Chihuahua es la que hoy está fungiendo ya formalmente como nuestra Liga de desarrollo y capacitación”, indicó Sergio Ganem, presidente de la LNBP.

La denominada alianza estratégica 2020 entre estas dos instituciones consiste en lo siguiente:

-Empatar calendarios: a partir del año 2020 la Liga estatal de Chihuahua jugará su temporada de enero a mayo y la Liga Sisnova LNBP de julio a diciembre.

-La LNBP le transferirá a la Liga chihuahuense su sistema de estadísticas FIBA e infraestructura mientras una no esté operando: “Infraestructura de vallas electrónicas para mejor imagen y que puedan darle a sus patrocinadores una imagen de mayor calidad en displays”.

-Instauración de cursos de capacitación para árbitros, staff y directivos.

“Además se está buscando que los aliados comerciales que tenemos como liga se integren a la Liga estatal y se vea favorecida”, precisó Alonso Izaguirre López, comisionado general de la LNBP; actualmente se están afinando los detalles de la participación de Sisnova, uno de los principales patrocinadores de la Liga nacional, en la Liga estatal para que también pueda contar con la cobertura de servicios médicos.

Entre las virtudes de la Liga de Chihuahua para ser considerada en la alianza se encuentra su calendario que le permite empatar con el nuevo proyecto de la LNBP.

“Jugadores que no tenían muchos minutos en la Liga puedan empezar a desarrollar su talento allá. También por el tema del calendario que ellos juegan en fines de semana, se presta para que los jugadores lleven un ritmo un poco más tranquilo, digámoslo de desgaste, del que ya tienen acá en la Liga Sisnova LNBP”, dijo Izaguirre.

Sergio Ganem, presidente de la LNBP, destaca el tema de la logística, infraestructura y afición como las ventajas que posee la Liga chihuahuense para ser la seleccionada de entre las posibles opciones para llevar a cabo el plan de la academia de desarrollo.

“Hay que recordar que Chihuahua está considerada como la capital del baloncesto de nuestro país y la Liga estatal tiene la ventaja de que los viajes son todos por tierra a no más de una hora y media de camino entre una ciudad y otra, eso facilita la logística y evita a los jugadores el desgaste que tienen de los viajes de la Liga nacional. Hay una afición muy importante en el estado de Chihuahua, la infraestructura con la que se cuenta es buena. Hay apoyo del gobierno del estado para todos los equipos en el sentido de apoyarlos con las instalaciones. Para nosotros era muy importante buscar un espacio donde los muchachos pudieran tener ese desarrollo con esas ventajas”.

Actualmente, la LBE de Chihuahua opera como una de las más importantes en México para el desarrollo de basquetbolistas nacionales; en sus plantillas 75% de los jugadores es nacido en el país, mientras que las incorporaciones extranjeras son menores, hasta tres por equipo y dos máximo en duela. La LBE Chihuahua ha trabajado en reformas a sus reglamentos en años recientes con el fin de incentivar la competencia. En el 2019 se propuso la eliminación de la obligatoriedad de incluir elementos chihuahuenses en los rósteres, así como el fortalecimiento de la Liga femenil.

Respecto al tema de sueldos, Izaguirre indicó que dependerá de los acuerdos entre jugadores y equipos.

“La idea que tienen los directivos es poner un parámetro de lo que se gana en la Liga nacional y lo que se gana en la Liga estatal, pero ésos ya son trámites internos de cada equipo”.

Así, la Liga estatal de Chihuahua, además de crecer en infraestructura, fortalece su nivel de juego con las nuevas incorporaciones y los propios prospectos de la Liga local aumentan su exposición ante los equipos nacionales.

“Al tener una mayor exposición, un mayor roce, más minutos de cancha, elevan su nivel deportivo y de esa manera los equipos de la LNBP están volteándolos a ver, le dan seguimiento a la Liga estatal y un jugador que se note un progreso en su juego tendrá más oportunidades acá en nuestra Liga”, finalizó el comisionado general.

[email protected]