Londres. El británico Jason Kenny ganó el título más prestigioso del ciclismo en pista, al derrotar en la final de la prueba de velocidad al francés Gregory Baugé en el velódromo de Londres.

En la primera carrera, el francés trató sin éxito de controlar a su oponente, mientras que en la segunda Kenny lanzó el sprint y ganó sobre la línea de meta.

El velocista británico suma así su tercera medalla, luego del oro por equipos y de la plata en individual logrados en Pekín 2008.

El inglés, de 24 años, se suma al cuadro de honor del que ya hacía parte su compatriota Chris Hoy, quien ganó la especialidad en Pekín.

En las semifinales, Kenny se impuso con facilidad al trinitario Njisane Phillip. Bauge hizo lo propio sobre el australiano Shane Perkins, quien al final se colgó el bronce tras superar al caribeño.