Julio Urías es el lanzador mexicano más joven y mejor pagado de la temporada 2021 de Grandes Ligas. Continúa con su buen momento deportivo iniciándose como pitcher ganador en su primer juego ayer ante los Rockies de Colorado, que cayeron en la pizarra 4-2. El sinaloense hizo 79 lanzamientos en siete entradas en las que permitió tres hits, una carrera, otorgó un pasaporte y recetó seis ponches. Con esto, los Dodgers consiguieron su tercera victoria de la temporada y motivan el pronóstico como el equipo favorito de la Liga Nacional.

Urías tiene de nueva cuenta un contrato anual con los Dodgers y recibirá un salario base de 3.6 millones de dólares, siendo este su primer año elegible al arbitraje después de estar cinco temporadas con un sueldo mínimo de alrededor de 550,000 dólares al año, hasta que en el 2019 ganó su primer millón de dólares.

El lanzador sinaloense recibe 2.5 millones menos de lo que gana en promedio un pitcher abridor en el circuito y la posibilidad de que pueda recibir más dinero a través de un contrato multianual se perfila en el 2024, cuando llegue a la agencia libre, a menos que el equipo decida darle una extensión de contrato por varios años más.

Urías, de 24 años, se ha ganado su lugar en la rotación abridora de los Dodgers desde el año pasado y tiene el crédito de ser el pitcher clave que los llevó a conseguir el título después de 32 años.

El segundo mejor sueldo de esta temporada lo ostenta Joakim Soria, el lanzador con 14 años de experiencia en las mayores, que ganará como salario anual con los Diamondbacks de Arizona un millón de dólares menos que Urías, en una posición en la que, de acuerdo a Spotrac, un relief pitcher de la MLB  gana 1.9 millones. 

El relevista veterano de 36 años de edad, que ha sido elegido dos veces al Juego de Estrellas, lanza para su octavo equipo en las Grandes Ligas. Desde hace dos años está con Oakland, que viene de una mala temporada en la que terminó en el último sitio de la División Oeste de la Liga Nacional. Los mejores años de Soria como cerrador fueron con Kansas City, cuando se acreditó 42 salvamentos en el 2008 y 43 en el 2010, las dos temporadas en que fue elegido al Juego de Estrellas. Aunque no ha igualado esos números, ha sido un relevista fiable la última década, con 732 apariciones, la tercera mayor cantidad para lanzadores en activo.

Los otros 10 mexicanos se reparten en 11 equipos, siendo Ramón Urías, segunda base de los Orioles de Baltimore el que menos salario recibe con 571, 500 dólares. Los otros cinco mexicanos que reciben menos de un millón de dólares son Alex Verdugo (Red Sox), José Urquidy (Astros), Giovanny Gallegos (Cardinals), Víctor González (Dodgers), Luis Urías (Brewers)  y Alejandro Kirk (Blue Jays).

deportes@eleconomista.mx