La novena angelina tuvo tres estrellas en el diamante de Milwaukee, donde los Brewers sufrieron una paliza 16 por 4. El pitcher ganador fue Julio Urías, que completó siete entradas, ponchó a 10 en 90 lanzamientos, 66 de ellos strikes y obtuvo su cuarto triunfo de la temporada.

Con este triunfo deja su racha de 11-0 en sus últimos encuentros en Las Mayores, contando la postemporada, es decir, desde el séptimo juego de la Serie Mundial de 2019 frente a los Nationals.

En el American Family Field se vivió así un duelo entre mexicanos. Julio enfrentó en tres ocasiones a su tocayo de apellido Luis Urías, quien le dio un hit en tres turnos.

Mientras que A.J. Pollock y Matt Beaty se hicieron respetar como lanzadores,  los Brewers buscaban barrer una serie de cuatro juegos a los Dodgers por segunda vez, algo que lograron en cuatro juegos en el Dodger Stadium en mayo de 2012.

Pollock impulsó ocho carreras y Matt Beatty impulsó siete, con ambos jugadores bateando grand slams. Los campeones de la Serie Mundial, los Dodgers, ganaron apenas por segunda vez en sus últimos ocho juegos.

“Como equipo, solo necesitábamos poder respirar un poco. Han sido un par de semanas difíciles para nosotros", dijo Pollock.

Esta fue la primera vez que los Dodgers tuvieron dos jugadores con al menos siete carreras impulsadas en el mismo juego. La última vez que le sucedió a cualquier equipo de la MLB fue el 22 de agosto de 2007, cuando Jarrod Saltalamacchia y Ramón Vázquez tuvieron cada uno siete carreras impulsadas para los Rangers de Texas en una paliza de 30-3 sobre los Orioles de Baltimore. 

La última vez que los Dodgers pegaron grand slams en el mismo juego fue cuando Adrian Beltre y Shawn Green lo hicieron en una victoria por 12-3 sobre los Florida Marlins el 21 de mayo de 2000.

Las ocho carreras impulsadas de Pollock igualaron el total de un solo juego más alto de cualquier jugador en la historia.

"Eso es lo que estamos acostumbrados a hacer, ir allá arriba, jugar bien al bate, poner pelotas en juego, mover a los muchachos", dijo Beaty.

Jacob Nottingham conectó dos jonrones para los Cerveceros, quienes lo readquirieron de Seattle ese mismo día. Los Marineros habían reclamado a Nottingham gracias a las exenciones de los Cerveceros la semana pasada.

deportes@eleconomista.mx