Bochum, Alemania.-La selección japonesa de futbol femenino cumplió los pronósticos y sumó los tres primeros puntos al superar por 2-1 a una correosa Nueva Zelanda, este lunes en Bochum, en la apertura sin brillo del grupo B del Mundial de Alemania.

En una llave donde también buscan los cuartos de final México e Inglaterra, las niponas sellaron su triunfo gracias a los goles de Yuki Nagasato (6) y Aya Miyama (68), mientras que para las neozelandesas habían empatado provisionalmente Amber Hearn en el 12.

Las japoneses, que nunca han faltado a una fase final de esta competición, dieron un paso adelante hacia su intento de alcanzar los cuartos, su techo histórico en el torneo, algo que podrían conseguir ya en la segunda fecha, el viernes frente a México en Leverkusen.

Nueva Zelanda, en su tercera participación en un Mundial femenino, continúa sin puntuar y ha perdido los siete partidos disputados en el torneo.

Este encuentro sirvió al menos para romper su sequía anotadora, ya que el único gol anterior se remontaba a 20 años, ante China en 1991.

Como se esperaba, Japón empezó llevando la iniciativa del juego y se acercó pronto con peligro a la portería de Jenny Bindon.

En la primera gran oportunidad, las niponas no fallaron. Shinobu Ohno lideró un contragolpe, vio un hueco entre la defensa de las campeonas de Oceanía y envió un centro por alto entre líneas, al que llegó por velocidad Yuki Nagasato (6), que se plantó sola ante la meta rival y consiguió el primero de la tarde.

La respuesta neozelandesa no tardó y su estrella Amber Hearn logró el empate, con un remate de cabeza al segundo palo, tras un forzado centro desde el lateral de Ria Percival, cuando el balón parecía perderse ya por la línea de fondo.

Con el encuentro reequilibrado, Japón no se descompuso y siguió apostando por tocar y tocar, ante un rival a la espera y esperando encontrar sus fallos defensivos. Uno de ellos llegó en el 18, cuando Mizuho Sakaguchi, en un remate en el área con todo a favor, envió el balón al poste.

Las japonesas siguieron controlando, con una posesión que rondaba por momentos el 65%, pero atascándose en la búsqueda de la portería de Bindon.

La neozelandesa Hannah Wilkinson, dos minutos después de entrar en juego, pudo marcar en el 63 con un remate desde la frontal que se fue alto, pero Japón logró el segundo en el 68, con un libre directo a unos centímetros del área que Aya Miyama convirtió a la perfección en el 2-1 definitivo.

La tensión se mantuvo hasta el final por lo ajustado del marcador, pero Nueva Zelanda apenas pudo inquietar la meta de Ayumi Kaihori y Japón rozó incluso ampliar su ventaja, pero la suplente Mana Iwabuchi (83) no pudo aprovechar un peligroso rechace en el área y envió fuera.

BVC