Jaguares fue superior a Pumas. No sólo en el marcador que terminó 3-0, también en la táctica, en la forma de concretar las jugadas a gol, en la altura de sus jugadores que se imponía a la de los canteranos universitarios, en la estrategia que maquiló para el partido su técnico José Guadalupe Cruz, mucho más detallada que la del estratega Guillermo Vázquez Jr.

Los colombianos Franco Arizala y Jackson Martínez se impusieron en tres ocasiones al arquero de Pumas Alejandro Palacios, con el afán de que su club sumará los puntos necesarios para pelear por la Liguilla. No estaban dispuestos a ceder el lugar a Cruz Azul, que se llevó la victoria el pasado sábado frente al ya descendido Estudiantes (5-2).

Por lo que ambos equipos han postergado la definición del último competidor de la fase final del torneo mexicano, hasta la siguiente fecha en que enfrenten a Morelia y América respectivamente.

El primer gol fue de Arizala al minuto 46, luego de que entró de cambio en la segunda parte del partido. Mientras que la juventud de los jugadores de Vazquez Jr. se disipó durante el primer tiempo entre el clima del medio día y sus intentos de imponerse a la esbeltez de los jugadores rivales con muchas llegadas pero poco tino.

Un jugador como Emilio Orrantia de 1.72 metros y 59 kilos luchó constantemente para imponerse a Miguel Ángel Martínez de 1.80 metros y 80 kilos, su ímpetu no le alcanzó. La constante disputa se perdía por estatura, por peso o inexperiencia.

Jaguares se había obstinado a conseguir los tres puntos. Guadalupe Cruz fue prudente, aguardó a la segunda parte para atacar con todas sus armas. Luis Gabriel Rey dio la segunda muestra de ello, mandó un buen pase a Martínez, tan bueno que el colombiano no necesitó apresurarse, con dos zancadas superó a la defensa, miró la posición del arquero y definió lentamente.

Los aficionados del club universitario no necesitaban ver más, dos goles en contra, y poco a poco desalojaron el inmueble. El tercer tanto fue un premio para Jaguares, Jackson puso el esférico y Arizala la fuerza.

El último gol de un equipo superior que sabía como manejar el partido ante Pumas que este torneo sumó una sola victoria como local en ocho juegos. Y que enfrentó a Jaguares que se demostró dispuesto a pelear por la calificación y sin duda puede hacerlo.

[email protected]