El iraní Omid Haji Noroozi se proclamó campeón olímpico de lucha grecorromana en menos de 60 kilogramos este lunes en Londres después de superar en la final al georgiano Revaz Lashkhi.

El ruso Zaur Kuramagomedov y el japonés Ryutaro Matsumoto se colgaron las medallas de bronce.

Noroozi, de 26 años, confirmó su condición de vigente campeón mundial con una contundente victoria ante Lashki (3-0) y sumó el segundo oro para Irán en las primeras dos jornadas de la lucha de Londres-2012.

Su compatriota Hamid Soryan Reihanpour, pentacampeón mundial, había conquistado el domingo su primer título olímpico en -55 kg.

El habilidoso Noroozi se deshizo en semifinales del japonés Ryutaro Matsumoto (3-0), subcampeón mundial en 2010.

En la primera ronda, el iraní venció al chino Jiang Sheng (3-1), quinto lugar en los Juegos de Pekín-2008; en octavos al número 3 del ránking mundial, el búlgaro Ivo Angelov (3-0), y en cuartos al kazajo Almat Kebispayev (3-1).

El otro gran favorito al título, el azerbaiyano Hasan Aliyev (campeón mundial y europeo en 2010), le allanó el camino al perder de forma imprevista en las semifinales ante Lashkhi.

Los representantes latinoamericanos de la categoría cayeron en octavos de final: el cubano Hanser Lenier Meoque ante el surcoreano Jihyun Jungy (3-0) y el venezolano Luis Ygnacio Liendo con el kazajo Almat Kebispayev (3-1).