La lesión de Andrés Iniesta es lo peor que nos podría pasar , aseguró el arquero del FC Barcelona Víctor Valdés, tras la más reciente laceración del centrocampista en el bíceps femoral de la pierna izquierda, que se había anunciado lo dejaría sin jugar durante tres semanas, sin embargo, la indicación médica se ha visto reducida a 11 días ya que hoy el manchego ya entrenó con el equipo.

La frase de Valdés, encierra la preocupación que provocó el estado físico del jugador en sus compañeros y seguidores blaugrana, pues tan sólo en los últimos dos meses sufrió tres lesiones y las consecuencias de no poner atención en ellas podrían ser graves.

Así lo asegura a El Economista Diego Intelisano, preparador físico de alto rendimiento que ha tratado a jugadores de Primera División en España. La mayoría de las lesiones sino se respeta el tiempo de curación dan como resultado un futuro con la misma lesión pero con más gravedad en la misma zona o en otra , dijo.

Un requerimiento difícil de cumplir para un jugador como Andrés Iniesta que es titular en el 90% de los encuentros y más aún cuando Barcelona juega en tres competiciones a la vez: Copa de Rey, Liga BBVA y Champions League, que lo ha hecho disputar 262 partidos en Primera División en menos de cinco años y estar bajo un entrenamiento riguroso desde los 12 años, cuando ingresó a La Masia.

A la postre las causas principales de este tipo de lesión son: la acumulación de partidos, la velocidad en que el jugador recorre largos kilómetros y el fuerte nivel de competición en el que se proponga a destacar el futbolista .

Y si algo distingue el juego de Iniesta es su calidad; el centrocampista recupera el 42% de los balones para su equipo según el blog Métrica y futbol y tan sólo en los 13 juegos que jugó esta temporada fabricó 10 asistencias en datos recopilados por el sitio web oficial del club Barcelona.

Así, con estás estadísticas que reflejan la importancia del jugador para el Barsa, Diego Intelisano asegura que el conjunto catalán debe encontrar la solución exacta para sacar adelante a Iniesta, sin importar si esto significa no contar con sus servicios por más tiempo o en su defecto afrontar un futuro de lesiones.