Noruega se quedó sin su ansiada revancha. Las británicas ya dejaron fuera a las nórdicas en el último campeonato y lo volvieron a hacer.

Inglaterra no dio opciones a Noruega, selección campeona del Mundial de 1995, y venció por 3-0 para ser el primer semifinalista del Mundial.

Los goles fueron marcados por la capitana Jill Scott, Ellen White y Lucy Bronze. A Scott le tomó apenas 2 minutos para abrir el marcador, y su gol se convirtió en el más rápido para las británicas en la historia del Mundial femenino. Ahora, el equipo de Phil Neville viajará a Lyon para jugar la semifinal.

“Tendremos que mejorar nuestro juego contra Francia o Estados Unidos, pero sabemos que podemos enfrentarnos a cualquiera de esos equipos. Podemos descansar y ver el resto de los cuartos de final ahora”, dijo Bronze.