La Universidad Nacional Autónoma de México respondió a la denuncia hecha por José Mario Carrillo Zamudio –quien interpuso una demanda contra la Máxima Casa de Estudios por supuesto adeudo de prestación de servicios cuando dirigió a Pumas- y advirtió que esta acción es improcedente, pues la institución nunca tuvo vínculo laboral con él.

A través de un comunicado, la UNAM se deslindó absolutamente del Club, porque tienen personalidades jurídicas distintas; por lo que opondrá sus excepciones y defensas en el juicio respectivo, y hará valer sus derechos .

La Máxima Casa de Estudios informó el deslinde del Club, pues se tienen personalidades jurídicas distintas y los vínculos que mantienen se sustentan en convenios, contratos y, en general, en instrumentos jurídicos que se acordaron entre dos personas morales distintas, como en realidad lo son.

Y es que en el planteamiento, José Mario Carrillo Zamudio afirma que la UNAM y el Club forman una unidad económica de producción de bienes y servicios ; sin embargo, en términos del Artículo 16 de la Ley Federal del Trabajo se indica que para los efectos de las normas de trabajo, se entiende por empresa la unidad económica de producción o distribución de bienes o servicios y por establecimiento la unidad técnica que como sucursal, agencia y otra forma semejante, sea parte integrante y contribuya a la realización de los fines de la empresa , algo que resulta inaplicable.

Es importante reiterar que la Universidad Nacional Autónoma de México es una institución que no persigue fines de lucro, dotada de plena capacidad jurídica y patrimonio propios, que tiene como objetivos la docencia, la investigación y la difusión de la cultura .

Incluso, señala en el comunicado que el Club Universidad Nacional A.C., es una asociación civil, cuya personalidad jurídica, patrimonio y fines son totalmente distintos a los de la UNAM. Están orientados a la organización y administración del equipo de futbol y, en su momento, el Club se vinculó con (José Mario) Carrillo Zamudio.

klm