Después de un año en el Napoli, Hirving Lozano se instala en el 2021 con una revalorización en el mercado cifrada en 38 millones de euros, el segundo máximo valor en su carrera, luego de que con el PSV Eindhoven y en su primera temporada con el club italiano llegó a los 40 millones.

Su buena temporada fue reafirmada en la goleada 6-0 ante la Fiorentina el fin de semana, para llegar a 10 tantos en 24 apariciones con el Napoli entre Liga, Copa y Europa League en lo que va del periodo 2020-21.

En la temporada 2019-20, Lozano marcó apenas cuatro goles en la Serie A, anotando el primero en agosto de 2019 y el último en julio de 2020, es decir, durante 11 meses (tomando en cuenta que el futbol italiano estuvo parado cuatro meses).

En contraste, en la temporada actual, Lozano ha marcado ocho goles en cuatro meses, marcando dos dobletes por primera vez desde que llegó al Napoli.

La cantidad actual de su valor es la misma que el Napoli pagó como tarifa hace un año y que Transfermarkt consideró que podría aumentar a 42 millones de euros. Es el quinto mexicano en la historia de la Serie A  con un contrato por cinco años con los napolitanos y, actualmente, es el segundo jugador nacional mejor valuado después de Raúl Jiménez, delantero del Wolverhampton.

Entre marzo y agosto del 2020, el ‘Chucky’ tuvo el valor más bajo de su carta en los últimos dos años, descendiendo hasta 28 millones de euros. Cuando la Serie A regresó de la pandemia, se disputaron 12 partidos; el mexicano solo disputó más de 35 minutos en dos de ellos, en ocho más fue suplente y en otros dos no salió de la banca.

En 18 jornadas de la temporada 2020-21, Lozano es el tercer jugador con más minutos jugados del Napoli (1,207) solo por debajo de los defensas Kostas Manolas y Giovanni Di Lorenzo, pero superando incluso al capitán Lorenzo Insigne.

Además, se encuentra entre los 25 jugadores con más regates exitosos en la liga con 36, ocho menos que Cristiano Ronaldo, pero por encima de elementos como Lautaro Martínez (Inter) y Paulo Dybala (Juventus).

“El año pasado tenía poca fuerza en las piernas, este año trabajó y se encontró a sí mismo. Es el jugador que habíamos visto con el PSV”, declaró su entrenador, Genaro Gattuso, en diciembre, cuando Lozano retomó la titularidad ante la competencia del seleccionado belga Dries Mertens y el italiano Matteo Politano.

Hirving tiene 25 años, por lo que, de acuerdo con especialistas, el valor de su carta aún podría aumentar en los próximos años a diferencia de Raúl Jiménez, quien además de ser mayor (29 años), sufrió una fractura en el cráneo que lo dejaría fuera del resto de la temporada.

redaccion@eleconomista.mx