Genova, Italia.-La cuarta etapa del Giro de Italia, que se disputa este martes, fue neutralizada y será un recorrido sin ánimo competitivo de 216 kilómetros, entre Génova y Livorno, un día después de la muerte por una caída del belga Wouter Weylandt, confirmaron los organizadores.

Antes de la salida se programó un homenaje, acompañado de un minuto de silencio, al corredor belga. Al final de la etapa, los corredores de Leopard, el equipo de Weylandt, entrarán en cabeza todos juntos, como gesto simbólico por parte del Giro y sus participantes.

Este tipo de homenaje ya tuvo lugar en el Tour de Francia de 1995, en memoria del italiano Fabio Casartelli, que murió por una caída en el descenso del Portet d'Aspet. Sus compañeros del Motorola, entre ellos el estadounidense Lance Armstrong, cruzaron después en cabeza, todos juntos, la meta de Pau.

Weylandt, de 26 años, murió el lunes por una terrible caída que tuvo lugar en el descenso del Paso del Bocco. El corredor perdió mucha sangre por el impacto y fue atendido de urgencia sobre la carretera, pero no se pudo evitar su fallecimiento.

La policía ha recopilado desde entonces todas las imágenes y fotografías del accidente, para proceder a una investicación, que dirige el fiscal de Chiavari, Francesco Brancaccio.

Según los primeros datos y la reconstrucción de los hechos, la caída habría tenido lugar a una velocidad superior a los 70 km/h, cuando quedaban 25 kilómetros para llegar a la meta del día, situada en Rapallo.

BVC