Los técnicos de Corea del Sur, Huh Jung-moo, y Grecia, Otto Rehhagel, coincidieron el sábado que los surcoreanos lograron una victoria "merecida" en duelo de primera fecha del grupo B del Mundial, que termió 1-0 para los asiáticos en Port Elizabeth.

"Nuestros jugadores han jugado realmente bien, llegamos muy bien preparados y eso nos ayudó. Fue una victoria merecida. Pero apenas estamos en el principio y tenemos otros partidos que preparar", comentó el técnico Huh Jung-moo.

"En ataque trabajamos bien, aunque podríamos haberlo hecho mejor. Cuando se juega contra una selección como la de Grecia, es muy difícil ganar", apuntó, tal vez pensando que eso mismo no se puede repetir contra el rival del próximo duelo.

Las palabras de Huh sobre su victoria merecida estuvieron en concordancia con las de Rehhagel, quien explicó que cometieron "un error muy grande en el segundo tiempo y ahí se terminó todo. Fue una victoria merecida para Corea del Sur, que supo aprovechar mejor las ocasiones de gol".

"Mi equipo realmente no supo jugar. No conseguimos abrir el marcador cuando pudimos y no estuvimos atentos en el primer gol. Sabíamos que los coreanos iban a ser rápidos, que iban a correr, pero nunca conseguimos entrar en el partido", lamentó el DT alemán de los helenos.