La fama de Australia en el mundo del golf se reduce a un nombre: Marcus Fraser. El golfista nacido el 26 de julio de 1978 en Corowa, Australia, se ha consolidado en el Asian Tour como el mejor del continente y así cerrará el año.

Fraser comenzó a jugar al golf a los 12 años. Aprendió compitiendo con sus hermanos como un hobby, pues antes de convertirse en profesional, trabajando en un supermercado.

Él es producto del programa de golf de la Escuela Internacional de Viena, que lo impulsó en su éxito como amateur, donde comenzó en 1999. Ese año ganó el Victoria Amateur Championship. Ya un poco más consolidado, en el 2001, se adjudicó el Asia Pacific Championship y en el 2002 el Nueva Zelanda Amateur Championship.

Fue justo en el 2002 cuando decidió convertirse en profesional incursionando en el Challenge Tour, en donde ganó su primer torneo en el 2003: el Nykredit Danish Open, ese año ganó también el Talma Finish Challenge y el BMW Russian Open.

Pero quizá el mayor logro que tuvo ese año fue haber conseguido todos esos torneos en un lapso de un mes.

Su victoria en el BMW Russian Open le dio la tarjeta para la temporada 2004 en el Tour Europeo, donde apenas ha tenido un par de victorias. Del mismo modo, ha tenido participación en la gira PGA, su mejor lugar en un Major fue en el Open Championship, donde quedó ubicado en el puesto 35.

Pero hoy, Marcus, quien también vio crecer a su hermano Adán en la Gira Asiática, lidera el Tour de aquel continente, pese a no tener una sola victoria en este 2012, pero sí un segundo lugar en el Omega European Masters, un tercer puesto en el Ballantine’s Championship y un cuarto puesto en el Avantha Masters y un acumulado de 472,094.61 dólares en ganancias obtenidos a lo largo de seis torneos.

cristina.sanchez@eleconomista.mx